Ya puedes dormir colgado de los árboles

YES

En una tienda campaña y con la única compañía de la naturaleza, corzos, pájaros y estrellas. Así es esta experiencia en «tree tent» en el medio del bosque de la Ribeira Sacra

15 jul 2021 . Actualizado a las 19:49 h.

En pleno bosque gallego, rodeado de castiñeiros y carballos, y con la única compañía de los animales que viven en la zona y de los pajarillos que empiezan a cantar cuando sale el sol. Para dormir en lo alto de los árboles como Tarzán solo hay que ir hasta la Ribeira Sacra. Allí, en Parada de Sil, en la provincia de Ourense, se levantan estas tiendas de campaña flotantes, que te permiten dormir en el aire. Se conocen como tree tent y este tipo de acampada al aire libre lleva el nombre de vivac. De su gestión y montaje se encargan Óscar y Sara de A Fábrica da Luz, la antigua central eléctrica reconvertida en albergue, que ofrece la posibilidad de flotar sobre la tierra en una tienda de campaña.

De Sri Lanka a Ourense

«La primera impresión cuando la gente entra dentro es que se va a caer. Pero no es así, es solo el primer momento. Después, lo que preguntan siempre es cuánto peso aguantan. Las tiendas están preparadas para soportar 400 kilos», explica Óscar. Con Sara descubrió este tipo de aventura en un viaje a Sri Lanka. «Las vimos por primera vez en Ella, en un pueblo de montaña donde están las terrazas de té. Allí estaban colgadas de las palmeras y alucinamos». De ese viaje salió esta idea que ellos decidieron llevar a la Ribeira Sacra, y que ofrecen durante la temporada de verano aprovechando el buen tiempo y que las temperaturas son más altas. Las de Sri Lanka, recuerdan, estaban en lo alto de las palmeras. «Nosotros las colocamos a unos dos metros sobre el suelo». Son los responsables de A Fábrica da Luz los encargados de montar la tienda en los árboles.

«Cuando llega la gente los acompañamos a la tienda, donde tienen una pequeña zona de acampada, los sacos de dormir, la lamparita solar y la almohada. También les ayudamos a subirse y dejamos la tienda sin capita para que por la noche puedan ver las estrellas». Si hace frío o llueve pueden cubrir la tienda para estar más a gusto. Dentro, este hotel móvil sobre las alturas está preparado para acoger a tres personas a la vez.

Cuentan que los que prueban se van encantados: «También les da seguridad saber que detrás del bosque está el hostel». ¿La sensación de dormir en el aire? «Es como si durmieses en una hamaca, pero un poco más alta. Cuando pasas la noche en una cabaña no tienes esa sensación de altura. Aquí sí, porque no hay nada debajo». Una de las cosas que más gusta de dormir en el bosque es que pasar una noche en una de estas tiendas «es una experiencia superinmersiva». «Tienes el río Mao al lado, que se escucha durante todo el día». Por la noche es fácil ver a algún jabalí o incluso a veces se acerca algún corzo. ¿Los que mejor se lo pasan? Los niños: «Vienen siempre sin miedo y son los primeros en subirse a las tiendas». Para vivir una noche de altura bajo las estrellas.