Miren Ibarguren, actriz: «Yo sí me creí el cuentito de que teníamos que ser perfectas»

LILIANA G. ABAD / S. F

YES

Diego Lafuente

«La que se avecina» con Patricia Picón es grande. En su empeño por demostrar ser la «superwoman» del siglo XXI le pasará de todo. Y será Miren Ibarguren quien encarne y parodie a la heroína que «se supone debemos ser todas las mujeres». ¿Te suena «Supernormal»?

12 jul 2021 . Actualizado a las 09:04 h.

Miren Ibarguren (San Sebastián, 1980) transmite paz y poder con solo escucharla. Su buen rollo, ingenio y energía la distinguen. Se siente una mujer afortunada y tiene clarísimo que lo suyo es la comedia, aunque también se le da el drama. La donostiarra que siempre quiso ser actriz va sobrada de talento. Lo mismo te monta unas Escenas de un matrimonio, que lo peta con Soraya, y por si fuera poco, te deja con la inquietud de saber cuál será La que se avecina. Pero ojo, más allá de su lado divertido, hay cuestiones que no le hacen ni pizca de gracia.

Ahora se nos presenta como la mujer Supernormal en la piel de la insoportablemente exigente Patricia Picón. Una inversora de banca dispuesta a ser la mejor en el trabajo, la casa y todo lo demás, cueste lo que cueste. ¿Lo conseguirá? La nueva serie de Movistar+, dirigida por Emilio Martínez-Lázaro, y escrita por Marta Sánchez y Olatz Arroyo, acaba de salir como pan caliente para hacer reír y reflexionar. Y claro, conversamos con la Picón y la Ibarguren, que algo tienen que ver.

Acaba de estrenarse «Supernormal» ¿es una parodia de la heroína que se supone debemos ser todas las mujeres?

Según las creadoras, nació con esa pretensión, la de ser como la parodia de la mujer del siglo XXI que se supone que debemos ser todas las mujeres. Y también para demostrar que eso de intentar ser perfecta no es más que una losa que lo único que logra es hacerte perder.

¿Qué ha representado interpretar este personaje controvertido?

Pues la verdad me lo he pasado bien siendo Patricia Picón. Creo que tiene un montón de aristas, detalles y que el guion tiene muchos giros que resultan muy divertidos para trabajar. Dentro de todo, no nos podemos olvidar que es una comedia y por lo tanto tiene que ser divertida, y en este caso lo ha sido.

 ¿Miren Ibarguren tiene algo de la exigente Patricia Picón?

Yo sí que me creí ese cuentito de que tenemos que ser perfectas, que tenemos que hacer todo bien, tatatatá. Y tengo un pequeño pepito grillo aquí, que sí me hace ser un poco Patricia Picón en ese sentido, que me lo estoy currando para que se vaya, ehh, no te creas, -enfatiza- . Pero sí, eso lo tenemos las que nacimos en los 80, nos sale esa cosa de Patricia Picón.

Disfrutas haciendo comedia. ¿Siempre supiste que era lo tuyo?

Yo quería ser actriz. Y la verdad es que la comedia me encanta, me lo paso muy bien. Y cuando vuelvo a casa tengo la sensación de que si te lo has pasado muy bien en tu trabajo, aunque sea diez minutos, ya merece la pena, y a mí me pasa con la comedia. Entonces, sí, estoy muy a gusto y creo que es un poco mi casa.

Sabes cómo tocar la tecla del éxito. Has protagonizado las populares series «Escenas de un matrimonio» «Aída» y «La que se avecina». ¿Lo hueles? ¿sabes cuando un proyecto va a funcionar?

No. También están los proyectos que no funcionan, pero gracias a Dios de esos no se acuerda nadie [se ríe]. He hecho de todo, cosas buenas, malas, que han funcionado y que no, pero da igual, todas me sirven de entrenamiento. El éxito jamás se huele porque si no, todo el mundo tendría la fórmula y todo sería espectacular. Me siento afortunada de haber estado en un montón de cosas que han funcionado tan bien y la verdad que es una suerte.