Ocho menús perfectos para comer en la playa

YES

YES

Si no sabes qué meter en el táper para una jornada a pie de arena, toma nota

16 jul 2021 . Actualizado a las 20:50 h.

Puede que te dé pereza recoger los bártulos para ir a comer al chiringuito o que seas muy fan del plan tortilla más filete empanado, tranquilo siempre hay un plan C.  Hoy en YES te proponemos ocho ideas fáciles y cómodas para que recargues pilas sin moverte de la toalla. Los expertos advierten: «En la playa también se puede comer bien»

Ensalada vertical

Emma Enríquez nos propone esta original ensalada. La clave, explica, está en el orden de los alimentos. «Se trata de poner en la parte de abajo el aliño, y a continuación, los ingredientes más húmedos como el tomate, maíz, atún, encurtidos… seguidos de los menos húmedos como pollo, huevo cocido, legumbres, arroz, pasta… y encima de todo las hojas verdes», señala. De esta forma, aclara la nutricionista, se mantiene intacta hasta la hora de la comida. Cuando apriete el hambre, hay que agitar el tarro y el aliño llegará a todos los ingredientes.

Ensalada de judías verdes, huevo cocido y bonito

Otra combinación perfecta para meter en el táper y comer en la playa es esta sencilla receta que sugiere la experta en nutrición Fátima Branco. Una vez que las judías están cocidas hay que dejarlas enfriar para mezclarlas con el huevo cocido y el bonito, y aderezarlas con aceite y vinagre. «Para el verano, apetece algo en frío, y cualquiera de las dos opciones que propongo son frías, y esta en concreto, aunque se caliente un poco tampoco pasa nada», explica la experta, que subraya que es importante evitar, en la playa, alimentos como la mayonesa para que no se estropee. Sin embargo, indica, en este caso como el huevo es cocido no hay ningún problema. 

Ensalada de lechuga, tomate, aguacate, cebolla y pollo asado

A la ensalada le va la playa, está claro, y son varias las propuestas que tienen este mix sano y saludable como protagonista. En esta ocasión, Fátima Branco nos propone mezclar lechuga con tomate, aguacate y pollo asado. «Las verduras y hortalizas nos aportan agua, necesaria en verano para no deshidratarnos, además de la que podamos llevar para beber», comenta. También incluyen vitaminas, minerales y una fuente proteica, por lo que recalca que cualquiera de las dos opciones son platos muy completos.

Ensalada de pasta integral, rúcula, salmón, tomate Cherry y albahaca

Otra de las claves a la que deberíamos prestar atención a la hora de preparar la nevera para una jornada de playa está en elegir menús de fácil digestión. Este que propone la bióloga y nutricionista Marcella Antoci cumple este requisito. «Es un plato muy sencillo, solo hay que cocer la pasta y hacer el salmón a la plancha, porque lo demás es fresco», explica a la vez que añade que ha optado por incluir salmón porque es un alimento muy rico en omega 3 y vitamina D. Asegura que no está reñido un menú sano con ingerir de forma rápida. «Se puede comer en la playa y comer bien», matiza. 

Cuscús con pechuga de pollo y verduras a la plancha

En este caso, Marcella nos propone cuscús con pechuga de pollo y verduras, por ejemplo, calabacín, berenjena y tomate, «ya que contienen mucha agua, y al sol nos solemos deshidratar, por lo que tendríamos otra fuente de agua», apunta. Además de estos ingredientes, señala que siempre podemos aderezar con limón y otras especias para darle algo más de sabor. Un consejo, antes de hincar el diente, mezcla todos los ingredientes, y después echa el limón, verás como está más delicioso todavía.

Bocadillo de humus con garbanzo

Si eres de los que no perdona el bocata en la playa, aquí tienes uno muy original y apetecible, que nos recomienda Emma Enríquez. Apunta los ingredientes: humus, canónigos, tomate y salsa de mostaza. «Esta combinación es riquísima y si se pone en pan integral, mejor todavía», explica la nutricionista. Además, puedes acompañarlo con «crudités» (hortalizas crudas), como zanahorias. 

Poke de langostinos con arroz

A pie de arena también puedes marcar tendencia culinaria con un poke de langostinos con arroz. Además, lleva tomate, mango, zanahorias y lechuga iceberg. «Elegí este tipo de lechuga porque aguanta más, se conserva más tiempo fresca para comer en la playa, aun así, es mejor meterla en una nevera», señala la nutricionista Ana Golpe, que aconseja llevar el aliño, que bien puede ser limón o una vinagreta, aparte.