Manuel Lage, psicólogo: «Leer el periódico a diario ralentiza el envejecimiento cerebral»

YES

MARCOS MÍGUEZ

Su tesis doctoral ha descubierto los beneficios de algunos pasatiempos y de la lectura de noticias para la rehabilitación de las capacidades del cerebro, una gimnasia que él recomienda realizar como rutina para estar en forma mentalmente

19 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Manuel Lage Muíño es psicólogo clínico, director de la unidad de tratamiento de alcohol y conductas adictivas, y acaba de presentar una tesis, Deterioro cognitivo y abuso de alcohol: diagnóstico y rehabilitación, en la que se demuestra la importancia de un buen entrenamiento mental para recuperar la memoria. A partir de tres actividades, en las que se incluye la lectura y algunos pasatiempos del periódico, Lage investigó cómo se rehabilitaban las funciones perdidas por el consumo de alcohol. Con él hablamos detenidamente de la importancia de esa gimnasia mental en nuestro día a día.

—¿Cuál es la hipótesis de tu investigación?

—Que el consumo de alcohol produce un daño a nivel orgánico y general. Porque solemos hacer una diferencia entre mente y cuerpo, pero la verdad es que el cerebro es parte de nuestro cuerpo. El alcohol va a producir un daño en función de la cantidad y el tiempo de consumo, y de la edad de inicio de ese consumo. Pero parto de la base de que ese daño puede ser reversible, de hecho, lo es. 

—¿Cómo se consigue esa recuperación?

—Con abstinencia, primero. Dejar de meter el tóxico en el cuerpo. La simple abstinencia ya produce recuperación. Pero además se puede mejorar o regenerar esa recuperación, del mismo modo que recuperamos el cuerpo yendo al gimnasio o haciendo ejercicio. También hay una gimnasia o ejercicios mentales para que esa recuperación sea mayor.

—¿Cuáles serían esos ejercicios?

—Cualquier actividad intelectual que requiera un esfuerzo por nuestra parte. Dicen los americanos que el ejercicio, si no duele, no sirve para nada. Pues mentalmente lo mismo: tiene que suponer un esfuerzo. Hay investigaciones que dicen que estudiar un idioma puede generar entre diez y ochenta millones de neuronas al día, así que tiene que haber detrás esa intensidad. Por ejemplo, ver una película no serviría, no requiere ese esfuerzo. Estudiar sí, obligar al cerebro a fijar la atención, organizar y relacionar informaciones..., lo que en definitiva es aprender sí genera formación o crecimiento de nuevas neuronas. Hasta finales del siglo XX había una regla, la Dale, que indicaba que, una vez que nacías, no se producían nuevas neuronas en el cerebro. A finales del XX se descubrió que no, que hay células madre en el cerebro que pueden regenerar y producir otras en la edad adulta.

—¿Qué otras actividades favorecerían ese crecimiento además de estudiar un idioma?

—Yo quería buscar fórmulas para ayudar a nuestros exalcohólicos. Existen programas de entrenamiento muy complejos en los centros de la tercera edad, por poner un ejemplo, pero muchos de nuestros exalcohólicos no tienen acceso a ellos, porque o bien son muy caros o porque no se ven haciendo estos test. Date cuenta de que no están tan deteriorados, es decir, no se ven metiendo figuritas en unos cuadraditos, se sienten ridículos. Entonces, me planteé: ¿de qué forma pueden ir al gimnasio mental? Pensé en algo simple, fácil y en algo con lo que la gente se sintiese cómoda: ejercicios que tengan que ver con un periódico, y cumplan los requisitos de un buen gimnasio. Es decir, la lectura, que es uno de los mejores ejercicios de rehabilitación cognitiva. Mejora muchísimo la funcionalidad neuronal, tanto las interconexiones como la generación de otras nuevas.

—¿Cuántas nuevas neuronas podemos generar con la lectura?

—No lo sabemos, no hay estudios por el momento al respecto, pero sí sabemos que, si es una lectura comprensiva, reflexiva y que genere aprendizaje, como leer una noticia, se generan nuevas neuronas.

—Así que si alguien está leyendo esta entrevista, está en el buen camino [risas].

—¡Claro! Ja, ja, ja.

—Leer las noticias es un buen ejercicio mental, pero tú has observado también la importancia de los pasatiempos.

—¡Claro! La lectura cumple la función de mejorar la memoria, que es una de las piezas fundamentales, uno de los mayores daños que se producen en las demencias, en el envejecimiento cerebral prematuro. Este puede ser causado por muchas cosas, una de ellas es el consumo de alcohol, además de la edad. La segunda cuestión que tiene que ver con la memoria es la capacidad de atención, si no atiendo, no soy capaz de procesar, y si no proceso, no recuerdo. Para mejorar la atención elegí un pasatiempo de La Voz de Galicia, Los ocho errores. Con ese ejercicio se muestra la atención de los detalles en la comparativa de lo que es diferente. El tercer factor era el lenguaje, porque, cuando hay un déficit de memoria, lo primero que se pierde es la capacidad del lenguaje. Recuperarlo también es muy importante. Y para ese ejercicio, utilicé otro pasatiempo de La Voz, el damero.