Ocho playas del norte de Portugal para perderse

TEXTO: CARME D. PROL / S.F.

YES

Están ahí al lado, a poco más de dos horas en coche y son un paraíso. El país luso tiene muchos kilómetros de arena que ofrecer para disfrutar de un día o alargar la estancia un fin de semana. Merecen una escapada

12 jun 2021 . Actualizado a las 21:31 h.

Entre Oporto y Galicia hay playas para todos los gustos. Elegimos ocho arenales del norte de Portugal, accesibles tanto para un día al sol como para pasar un fin de semana. Entornos naturales, lugares históricos o zonas perfectas para coger olas. Seguro que en esta lista encontrarás alguna playa que te anima a cruzar la frontera.

1. Apúlia (Esposende)         

VÍTOR MEJUTO

MOLINOS Y SOL

Forma parte de la zona protegida del litoral de Esposende y está rodeada por un gran arenal de dunas, aunque no es esto lo que la hace especial. Sobre ellas se encuentran antiguos molinos de viento que se acondicionaron y ahora se utilizan como residencias de vacaciones. Una experiencia muy recomendable y un dato a tener en cuenta si decides quedarte en Apúlia más tiempo del esperado. También debes saber que es una playa muy recomendada por los médicos por su riqueza en yodo.

2. Moledo (Caminha)

ALBA PÉREZ

UN LUGAR HISTÓRICO

Aquí no perderás Galicia de vista, literalmente. Con el horizonte hacia el Monte de Santa Trega a la derecha, la Praia do Moledo es una de las primeras que encontramos al pasar la frontera por Tui. Y es idílica para quedarse a disfrutar de un día al sol. Además, puedes acceder en barco al Fuerte de Ínsua, construido en el s. XV como convento, fue esencial para la defensa de la costa portuguesa durante los siglos XVII y XVIII.

3. Madalena (Gaia)

Joao Malaquias|

UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Al sur de la ciudad de Oporto, en Gaia, se encuentra una de las capillas más curiosas de Portugal. Es la Capela do Senhor da Pedra y se sitúa en la Praia da Madalena, una zona tranquila, lejos del ir y venir de turistas de la ciudad. Ver cómo golpean las olas en esta pequeña iglesia es todo un espectáculo. Eso sí, ten cuidado si decides entrar, puedes quedar atrapado al subir la marea.

4. Praia fluvial de Azibo

Visitportugal

PLAYA Y NATURALEZA LEJOS DE LA COSTA

A poco más de dos horas de Ourense se encuentra la playa fluvial de Azibo. Integrada en un parque natural, es una de las joyas a descubrir en el norte de Portugal. Debido a su accesibilidad y servicios, como barcas, canoas o un campo para jugar al fútbol, es un entorno perfecto para un día entre familia o amigos. Incluso para los que prefieren la montaña. 

5. Ofir (Esposende)

M. Moralejo

ZONAS PARA TODOS

¿Sabes qué son los caballos de Fão? Pues las rocas que, cuando hay marea baja, emergen del mar en la playa de Ofir. Este arenal, situado en la desembocadura del río Cávado, se caracteriza por estar rodeado de dunas y pinares. Perfecto para los que también buscan zonas de sombra y de fresco. Una pista: si eres de torrarte al sol, la zona del centro es la tuya; si prefieres el surf, en la parte sur hay mejor oleaje.

6. Piscinas das marés (Matosinhos)

Visitportugal

ARQUITECTURA CON VISTAS AL MAR

Aquí hay para todos, también para los amantes de la arquitectura y de los del equipo piscina. En Matosinhos, cerca de Oporto, están estas piscinas, una de las primeras obras del arquitecto premio Pritzker, Álvaro Siza. Se construyeron entre el año 1961 y 1966 con el objetivo de domar la costa atlántica y convertir la zona en un entorno seguro para disfrutar. Un lugar único de fusión entre naturaleza y arquitectura contemporánea. 

7. Arda (Viana do Castelo)

Visitportugal

COGE LAS MEJORES OLAS

La costa de Portugal también es famosa por las olas de sus playas, perfectas para albergar competiciones de surf o «bodyboard». Sin embargo, no tienes que bajar hasta Esteiro para disfrutar de este deporte. En la Praia da Arda también conocida como Praia do Bico, se pueden coger algunas de las mejores olas del país en un entorno de arena blanca rodeado de dunas. Por ese motivo suele estar llena de jóvenes que aprovechan hasta la última hora para surfear.