Apúntate al gazpacho de nísperos, sandía o remolacha

Arriba el color y el sabor. Porque este plato lo tiene todo. Sano, rico, fácil de hacer y refrescante. Dale una vuelta a la clásica receta y anímate con otros ingredientes. Te sorprenderán. Serán tus indispensables del verano


Hoy toca ponerse flamenco. Y vamos a hacer honor a esta receta tan andaluza que triunfa en muchísimos hogares españoles en cuanto la temperatura comienza a subir. Lo tiene todo, es fácil de hacer, sana y rica. ¿Se puede pedir más? Sí, podemos darle una vuelta de tuerca y además de explicarte cómo puedes hacer la clásica receta, también te presentamos algunas propuestas originales para conseguir el efecto sorpresa que hará las delicias de tus invitados.

Comenzamos por lo básico. El gazpacho de toda la vida. Necesitas un kilo de tomates maduros. El tipo de tomate a utilizar va en función del gusto, hay quien prefiere el que tiene forma de pera, también el de rama va bien. Lo más importante es que estén bien maduros y tengan buen sabor. Un paso importante que debes tener en cuenta es quitarles la piel. Si no lo haces, corres el riesgo de que se queden grumos después de triturarlos. También necesitas un cuarto de pepino, un trozo de pimiento verde y dos dientes de ajo. Si no te gusta que pique, puedes usar solo uno. Sal al gusto, aceite de oliva virgen extra (debes ser generoso) y un chorretón de vinagre de Jerez. Se le puede echar también cebolla. Puedes poner un poco de agua o hielo si no lo quieres muy espeso y también pan duro, si lo deseas. Trituras y listo. Remueves y a enfriar en la nevera. Está delicioso.

Ahora toca echar a volar la imaginación y subir peldaños en este plato tan sabroso. ¿Gazpacho de nísperos y mango? Adelante. La receta es de Kiko Solís, el chef de Zielou, el restaurante de estilo neoyorquino situado en la estación madrileña de Chamartín. Necesitas 260 mililitros de zumo de nísperos y 70 mililitros de zumo de mango, 8 mililitros de vinagre de Jerez, 20 gramos de cebolla blanca, una tortilla de arroz, 20 gramos de tomate semiseco, 10 mililitros de zumo de lima kaffir, 20 gramos de Maltosec, 6 gramos de queso pecorino trufado y brotes frescos y flores si le quieres dar color. Primero trituras los nísperos, con el mango, la cebolla, el vinagre y el aceite de oliva hasta que quede una textura cremosa. Luego se cuela. Y se tritura el tomate seco. Aparte se junta el jugo de lima con el Maltosec «hasta que quede una textura de tierra». Se ralla el queso y se fríe la tortilla de arroz. Y listo. Solo queda emplatar. Se pone la sopa fría y se coloca la tortilla encima. Luego se colocan los puntos de tomate seco sobre ella, el queso rallado y se decora con las flores y los brotes.

¿Y por qué no un refrescante gazpacho de sandía? La web pequerecetas.com nos ofrece una fórmula muy sencilla de hacer. Solo tienes que cambiar un poco la receta original y en lugar de usar un kilo de tomates, echar 500 gramos y otro medio kilo de sandía sin pepitas. Tampoco utilices pepino ni pimiento. El resto es igual, sal, aceite de oliva, agua y vinagre. Y listo.

También puedes atreverte a hacer esta sopa fría con remolacha. En recetasdeescandalo.com la puedes encontrar. La proporción es de 100 gramos de remolacha cocida por un kilo de tomates. Media cebolla, ajo al gusto, pepino, sal, aceite y vinagre. Te chuparás los dedos. Fácil, rico, sano y muy recurrido. El verano ya está llamando a tu puerta. Y qué mejor manera que bebértelo a sorbos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Apúntate al gazpacho de nísperos, sandía o remolacha