El doble de Chuck Norris está en Carballo

Cuspidiños. Como dos gotas de agua son el conocido actor estadounidense y José Antonio Añón. Tanto es así que al de la Costa da Morte ya lo conocen por eso. Anécdotas hay para aburrir, sobre todo, cada vez que viaja al extranjero


Chuck Norris acaba de cumplir 80 años, aunque no los aparenta. Lo mismo le sucede a su doble, que acaba de cumplir 63, y está hecho un chaval. Solo los separan 17 años. Bueno, eso y el océano Atlántico. Porque poco se puede imaginar el actor estadounidense que al otro lado del charco está su doble. En Carballo, concretamente. Y al frente del bar Galicia, un local más que conocido por la zona. Del resto, son tan parecidos que podrían pasar por hermanos gemelos. Tanto es así que él ya tiene asimilado —el Chuck Norris de Carballo se entiende— que es el doble del conocido actor. Hasta el punto de que hace años imprimió unas tarjetas de presentación de sus negocios y en la cara interior ponía su foto con una frase que decía: «No soy Chuck Norris, pero soy el doble de Chuck Norris». Así se las gasta José Antonio Añón, que tira de buen humor para recordar mil y una anécdotas: «Iso foi un cachondeo, aínda algunha anda por aí».

Todo empezó como empieza todo lo bueno, por casualidad. En la época en la que comenzaron a comercializarse los primeros reproductores de vídeo. José Antonio fue de los primeros en instalarlo en su local: «Cando saían do cole os rapaces, viñan a tomar un bocata e un refresco e eu poñíalles sempre unha peli de Chuck Norris. Cada día unha diferente. E despois xa a pedían eles. E foi así, tanto Chuck Norris, que me quedou o Chuck Norris de Carballo». Aunque en cuanto al parecido nada tuvo que ver la proyección de las películas.

Todavía recuerda hace años paseando por Riazor en una Semana Santa que había muchos turistas —todo lo contrario a lo que va a pasar este año— que unas chicas de Sevilla querían hacerse una foto con él y que les firmara un autógrafo: «Tiven que dicirlles que non era Chuck Norris», confiesa.

Todo lo contrario a lo que hizo después, cuando viajó con el Superdépor por Europa. Ahí sí que se hizo pasar por el conocido actor: «Iso foi un cachondeo total. Viaxei co Dépor por Europa cando foi a Champions e cada vez que ía por aí pedíanme autógrafos e fotos. Case era eu máis coñecido que os xogadores do Dépor», bromea este vecino de Carballo que puntualiza que nació en A Laracha.

«A min encantábame Chuck Norris. Sempre me gustou», por si no había quedado claro, y reconoce que incluso emula el estilo del actor vistiendo siempre con prendas vaqueras. Ahora solo le queda conocerlo en persona: «A ver se cando estea máis libre podo organizar unha viaxe a Navasota (Texas) e atópome con el», dice. No será por que no lo haya intentado. Lo localizó por Twitter, pero «había que saber moito máis inglés», confiesa. Quién sabe, a lo mejor pronto vemos un retrato de los dos juntos, el de Oklahoma y el de Carballo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

El doble de Chuck Norris está en Carballo