Los grandes hitos sexuales del siglo XX

Lo que ahora es cotidiano y normal supuso todo una revolución en la época. Poco a poco se han ido dando grandes pasos para la liberación de muchos prejuicios. Aquí te contamos los principales


1. Mayo del 68

HAZ EL AMOR Y NO LA GUERRA

Es el principio de todo. Sin este movimiento, nada hubiera sido posible. Fue la revolución de las libertades en el ámbito privado y familiar. En estas protestas, iniciadas en Francia, se defendieron conceptos tan revolucionarios como el ecologismo, el antibelicismo, la libertad sexual, la educación igualitaria o el feminismo. Y consiguieron modificar los valores establecidos y morales de la época. Que cada uno sea libre para decidir con quién quiere acostarse sin que para ello sea necesario contraer matrimonio fue una auténtica revolución y un gran logro para las nuevas generaciones de la época. El lema «haz el amor y no la guerra» es uno de los grandes eslóganes que han llegado hasta la actualidad y que surgieron de esas protestas. También fue en ese año cuando la ONU debatió por vez primera los derechos reproductivos de la mujer: «Este movimiento permitió borrar las creencias rígidas y desfasadas que predominaban en la sociedad de la época y trajeron aire fresco y renovado. Sin mayo del 68 no hubieran podido darse, por ejemplo, las conquistas sociales del colectivo LGTBI», explica la sexóloga Arantxa García.

2. El destape

MOSTRAR EL CUERPO NO ES PECADO

El ingeniero francés Louis Réard inventó el bikini en 1946, toda una revolución para la época hasta el punto de que algunos países llegaron a prohibirlo. Pero la maquinaria del destape era ya imparable. Y cuando Brigitte Bardot lució aquel bikini estampado en Cannes, en 1953, lo popularizó. La sexóloga Arantxa García va más allá y también incluye en estos hitos del destape el nudismo y los desnudos que empiezan a aparecer por televisión: «Enseñar el cuerpo ya no es pecado y no hay nada terrible en mostrarlo». También destaca el libre acceso a la pornografía, algo que se ha extendido más con la aparición de Internet, pero que en los años ochenta y noventa también había cierta facilidad para consumir: «Para bien y para mal. Para bien porque es un elemento más de juego, de información y de educación. Y para mal porque la pornografía también es un elemento de desinformación al mostrar prototipos que no son realistas. Pero está claro que ha cambiado nuestra manera de pensar y determina nuestra manera de fantasear».

3. El divorcio

DEJA DE VIVIR CON QUIEN NO QUIERES

Parece impensable que tengas que seguir unido el resto de tu vida a alguien que ya no quieres. Pero hasta 1981, en España esto era así. Hasta que la muerte los separe. No fue hasta junio de ese año cuando se legalizó el divorcio en este país: «Había que seguir casados cuando a lo mejor odiabas a tu pareja. Eso pasaba mucho y es muy importante porque ha cambiado la sexualidad y la vida de la gente», explica la sexóloga Arantxa García, que aclara que este cambio supuso «vivir la sexualidad en coherencia con tus sentimientos» y hace hincapié en el hecho de que muchas mujeres tenían que cumplir con las obligaciones maritales, aun cuando detestaban a su pareja. Además, también subraya la aparición de las parejas de hecho y la normalización de la convivencia sin el matrimonio como una forma de desvincular la unión sexual y afectiva entre dos personas con la religión: «Es un avance muy importante porque se desliga a la Iglesia del tema de ser pareja. La sociedad ha interiorizado que dos personas se van a vivir juntos cuando así lo sienten y dejan de vivir juntos también, cuando así lo sienten. Y eso está muy bien que así sea».

4. Los anticonceptivos

RELACIONES SEXUALES SIN MIEDO

En 1951 se sintetizó por vez primera la píldora anticonceptiva, pero no fue hasta 1963 cuando Estados Unidos aceptó su patente. Y en 1968 la ONU celebró el primer debate sobre los derechos reproductivos de la mujer. Algo tan básico como decidir con responsabilidad si tener hijos o no, cuántos, en qué momento y con quién, aún no estaba resuelto hasta esa época. «Por primera vez existe un método para poder tener relaciones sin estar jugándotela siempre. Las mujeres ya pueden responsabilizarse de su propia sexualidad. Y eso las empodera muchísimo», dice la sexóloga y psicóloga Nayara Malnero. Para Arantxa García, el acceso universal a la anticoncepción es el mayor hito sexual del siglo XX y además de la píldora, incluye también la ligadura de trompas y otros métodos anticonceptivos. También la aparición de la educación sexual en las aulas y en la televisión. En ese sentido, Malnero añade que los españoles tenemos mucho que agradecer a la doctora Elena Ochoa: «Fue un atrevimiento hablar de sexo en una televisión pública».

5. La diversidad sexual

EL COLECTIVO LGTBI

Los disturbios de la cafetería Compton's en 1966, en San Francisco, y los de Stonewall en 1969, en Nueva York, provocaron un cambio de mentalidad colectiva en Estados Unidos sobre el colectivo LGTBI. Nayara Malnero también destaca la figura del sexólogo estadounidense Alfred Kinsey, que realizó un informe a finales de los años 40 en el que concluía que «la orientación sexual es algo que puede cambiar a lo largo de la vida y que es rara la persona que es 100% homosexual o 100 % heterosexual porque todos tenemos un poquito de todo». Pero no fue hasta 1973 cuando la American Psychiatric Association dejó de considerar la homosexualidad como un desorden mental. Todo esto supuso la semilla para la conquista social del colectivo LGTBI. «Ahora ya se vive con normalidad. Ha habido una conquista social, la aceptación por parte de la sociedad» para ver normal la homosexualidad o cualquier otra manifestación del colectivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Los grandes hitos sexuales del siglo XX