Zara estrena modelo «curvy»

Inditex da un paso más hacia la diversidad con la inclusión en su nueva colección de una modelo que usa la 44 y que deja claro que la belleza no entiende de tamaños


Redacción / La Voz

La moda cada vez es más inclusiva, al menos a la hora de elegir a sus modelos. Una decisión, en parte, forzada por los consumidores, cansados de mujeres y hombres que poco se asemejan a las personas de a pie, y a los que, en alguna ocasión, dan ganas de mandarles un bocadillo de chorizo para que se mantengan en pie. El último gesto de Zara, que anteriormente había incluido a diferentes perfiles en su catálogo online para ilustrar la diversidad racial, ha sido incorporar en su página web a la modelo curvy Paloma Elsesser, portada de la edición americana de Vogue de este enero y mejor modelo del año según la web models.com.

Se trata de la primera vez que el gigante textil apuesta por una mujer de más de una talla 40, una iniciativa muy bien acogida en redes sociales, en donde muchos seguidores de la marca con sede en Arteixo han mostrado su alegría al ver por fin a alguien con curvas reales, aunque tampoco han faltado comentarios sobre el tallaje de Zara, que termina en la 46 en el caso de algunos vaqueros. En concreto, la elegida, de 28 años y nacida en Londres, usa una 44, una de las tallas más vendidas en España. Así, la londinense protagoniza algunas de las imágenes de la nueva colección de primavera, de forma que la vemos posar con prendas de punto o vaqueras, que pronto inundarán las calles.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de paloma elsesser (@palomija)

Una modelo cotizada

La elección de la inglesa para protagonizar la primera aproximación de la marca gallega hacia el body positive, que defiende los cuerpos reales, no ha sido ni mucho menos al azar. Al igual que en tendencias, Inditex sigue de cerca los pasos de las grandes casas de moda, de forma que no solo se fija en los materiales que usan para sus creaciones, sino que también pone el ojo en sus editoriales y, por supuesto, en el cásting de modelos. Como ejemplo, el de Jill Kortleve, que se convirtió en la primera modelo curvy en desfilar para Chanel, y que ya había trabajado antes para Zara.

En el caso de Paloma Elsesser, su cara ha sido en una de las más vistas sobre las pasarelas en el 2020, ya que ha trabajado para firmas como Salvatore Ferragamo, Fendi, Lanvin, McQueen y Marni, además de otras deportivas como Nike, tal y como se puede comprobar en su perfil de Instagram, en donde se presenta con la frase «some girls are bigger than others (algunas chicas son más grandes que otras)». Sin duda, toda una declaración de intenciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Zara estrena modelo «curvy»