Adiós a Melania, la reina del estilo y los desplantes

YES

Las últimas Navidades.Melania Trump preparando la decoración navideña de la Casa Blanca de este año.
Las últimas Navidades.Melania Trump preparando la decoración navideña de la Casa Blanca de este año. JIM LO SCALZO | Efe

Capaz de hacer callar a Trump. La primera dama dejará la Casa Blanca tras cuatro años en los que no solo ha brillado por su estilo, sino también por hablar con sus gestos

09 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Algunos la consideran frívola y derrochadora. Lo cierto es que la austeridad no forma parte de su vocabulario a la hora de elegir vestuario, pero hay quien considera que sin ella el mandato de Donald Trump habría sido insufrible. Los malos modos y la forma que tiene el presidente de Estados Unidos de tratar a la gente se contrarrestan en parte cada vez que aparece ella y le quita algo de protagonismo al todavía inquilino de la Casa Blanca. Quedan pocos días para decir adiós a Trump, pero también a Melania. Y con ella se va un estilo y una imagen impecable, pero también exenta de naturalidad. Pocas veces se la ha visto distendida y relajada, quizás tenga mucho que ver su carácter, pero hay quien cree que la persona que tiene a su lado tampoco ayuda.

Discurso polémico. En el 2016 pronunció un discurso muy parecido al que dio Michelle Obama en el 2008.
JIM YOUNG | Reuters

Mrs. Trump no se ha caracterizado por sus grandes discursos ni entrevistas. Incluso se le acusó de haber plagiado a su antecesora Michelle Obama, pero sí se puede decir que ha marcado estilo. Ha sido la única capaz de hacer callar hasta el mismísimo Trump con sus desplantes. Aquí va un repaso de algunos de sus momentos que más titulares han copado en estos cuatro años.

La verdad es que Melania no empezó con buen pie. Incluso unos meses antes de convertirse en primera dama ya había generado polémica con un discurso muy parecido al pronunciado por Michelle Obama casi diez años antes. Melania pronunció el polémico discurso en julio del 2016 en Cleveland ante la Convención Republicana que nominaría a su esposo candidato a la presidencia de EE.UU. por ese partido. Michelle lo hizo en septiembre del 2008 durante la Convención Demócrata de Denver, en la que fue nominado también su esposo candidato a la presidencia de Estados Unidos.