Ahora son los héroes los que aplauden a estos niños

Médicos, policías y hasta un supermercado responden a los vídeos de primaria del colegio Santo Domingo de A Coruña para agradecerles su trabajo

Los niños de 3.º B junto a su tutora, Johanna, y con objetos de algunos de las servicios que nunca se detuvieron, como policía, alimentación, sanidad o limpieza
Los niños de 3.º B junto a su tutora, Johanna, y con objetos de algunos de las servicios que nunca se detuvieron, como policía, alimentación, sanidad o limpieza

Después de muchas citas a las ocho en la ventana, innumerables clases virtuales e infinitas listas de cosas que ya no pueden hacer, los niños se merecen todo el reconocimiento. Y es eso, y mucho más, lo que médicos, policías y empleados de supermercado le han dedicado al alumnado de tercero de primaria del colegio Santo Domingo-FESD de A Coruña.

Un sonoro aplauso y su más profundo agradecimiento les mandaron los héroes de la pandemia a estos niños, en respuesta a los vídeos que ellos les habían enviado previamente para agradecerles su labor. Y es que el centro se volcó a la hora de abordar la crisis sanitaria, dedicando a ella su Semana de la Ciencia con actividades en todos los cursos, desde infantil hasta bachillerato.

Del colegio salieron cartas y vídeos dirigidos a los profesionales que luchan frente a frente contra el virus, y también a todos aquellos que se expusieron a él para llenar nuestras despensas y limpiar calles, oficinas, colegios u hospitales mientras el resto se confinaba en casa.

Las dos clases que ilustran este reportaje posan por separado, con el máximo respeto a sus grupos burbuja, pletóricas tras recibir la mejor de las respuestas y cada una con su tutor, 3.º A con Tomás y 3.º B con Johanna. Jamás se hubiesen imaginado estos niños cuando grabaron sus vídeos que obtendrían la de los médicos del CHUS, la Policía Local de A Coruña y el supermercado Carrefour de Alfonso Molina de la misma ciudad. Y mucho menos, que les devolverían el aplauso. «Aquí estamos para daros las gracias por el vídeo que nos habéis mandado, que nos ha encantado. Es que las gracias os las tenemos que dar nosotros a vosotros, porque sois unos auténticos campeones. Gracias por cuidar a mamá, gracias por cuidar a papá, a los abuelos... Sois un ejemplo, así que entre todos conseguiremos matar a ese bicho y este aplauso va por vosotros, porque sois nuestros campeones», se escucha inmediatamente antes de las palmas de los doctores en el vídeo recibido por parte del hospital santiagués. El de los empleados de Carrefour, con pancarta incluida y diseñada especialmente para el colegio, es estruendoso.

Y por su parte, los agentes municipales de A Coruña les dedicaron un tuit. «Grazas á Fundación Educativa Santo Domingo, e en especial ás nenas e nenos de 3.º de Primaria. Este vídeo transmítenos a enerxía e o ánimo necesarios para seguir loitando día a día contra o covid-19. Moitas grazas polo voso esforzo», escribieron con el hashtag #SuperHeroes y el vídeo de los niños incrustado.

UN REGALO DE NAVIDAD

La sorpresa al recibirlos fue mayúscula. «Estábamos en clase y me enteré por un correo. Les dije: ‘Madre mía, chicos, ¡nos respondieron de Carrefour!'. Ellos alucinaron, sus caras eran dignas de ver. No a tanta gente les aplaude la policía o el personal de un supermercado... ¡Sus caritas lo decían todo! Fue un auténtico regalo de Navidad», narra Johanna, que asegura que grabaron los vídeos como auténticos profesionales: «Algunos estaban un poco más tímidos que otros, pero se hicieron a la primera toma». La idea, relata la tutora, surgió de un interrogante: «Nos preguntamos, ¿por qué salíamos a aplaudir a las ocho? Y lo primero que decían los niños era: ¡Por los sanitarios! Pero ellos no eran los únicos que estaban al pie del cañón. Están los policías, los limpiadores, los transportistas, los supermercados... Como en la Semana de la Ciencia todos los cursos hacemos trabajos que giran en torno al mismo tema, se nos ocurrió que el vídeo podía resultar llamativo, fácil de difundir, y a ellos les gusta mucho porque están familiarizados con el mundo digital. Cuando les propusimos grabarlo les pareció genial, así que les pedimos que pensasen una frase de agradecimiento el fin de semana para hacerlo». Y tan bien las pensaron, que los héroes de los aplausos no dudaron en aplaudirles a ellos.

La clase de 3.º A posa tras una bicicleta que customizaron con fotos de profesiones esenciales y que entraña un mensaje: «Si una rueda se para, la otra no funciona», dicen
La clase de 3.º A posa tras una bicicleta que customizaron con fotos de profesiones esenciales y que entraña un mensaje: «Si una rueda se para, la otra no funciona», dicen

Pero ha habido más profesionales que han querido hacerles un regalo de Navidad a los niños de este colegio. Los de segundo de primaria recibieron otro vídeo del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña, tras haberles enviado unas cartas -misivas que además partieron hacia supermercados, transportistas y hospitales gallegos y de otras comunidades-, e incluso interactuaron por videollamada con una pescadera de la plaza de abastos de San Agustín; y los de sexto, que les escribieron unas palabras a los sanitarios del Hospital Abente y Lago, obtuvieron también con ilusión su contestación. Toda primaria se esforzó en reconocer a los profesionales esenciales. Los benjamines de primero crearon en cada clase su propio hospital, los de cuarto desarrollaron actividades que incluyeron la realización de mascarillas con mensajes de agradecimiento; mientras, los de quinto hicieron unas descripciones sobre la valiosa labor de todo el personal sociosanitario y las colgaron bajo unos balcones hechos por ellos mismos para evocar a los meses de confinamiento.

Casi sin positivos en lo que va de curso, los ánimos en el Santo Domingo están muy arriba. «Los niños están cumpliendo las normas de forma excepcional. Y a nivel emocional, no hemos visto alumnos con miedo o con problemas para aceptar las medidas. Tampoco hemos notado que hayan perdido el ritmo a nivel académico. El confinamiento y las clases online supusieron un reto impresionante», indica Johanna, que no pierde la ocasión de poner en valor el esfuerzo de los padres: «Si alguno se pone un poquito malo, por prevención ya no lo traen a clase. El comportamiento de las familias está siendo ejemplar». Con cautela y mucha precaución, profesores y niños encaran un segundo trimestre y un 2021 al que le piden, ante todo, salud. A la vista está que en este cole, el resto ya lo tienen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ahora son los héroes los que aplauden a estos niños