Juan Suárez, fundador de Aristocrazy: «Las mujeres ya no esperan a que les regale la joya un hombre»

YES

«Yo nunca llevo joyas. Ya se sabe, en casa del herrero...», dice el hijo y sobrino de los creadores de la firma de alta joyería Suárez, que con solo 25 años ideó Aristocrazy

21 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Si hay algo que caracteriza a Aristocrazy, que acaba de abrir su segundo punto de venta en A Coruña dentro del Corte Inglés de Marineda City, es su carácter rompedor. Y aunque su imagen de chico bueno no da ni una sola pista, Juan Suárez es el artífice de una firma que siempre desafía. Él tampoco es un jefe al uso. «Yo no soy de los que se encierran en un despacho», asegura.

-En septiembre Aristocrazy eligió Coruña en su Piercing Week. Ahora perforáis, y creasteis piezas de primera puesta con oro de 18 kilates y diamantes. ¿Una nueva forma de romper?

-Sí, ha sido un gran reto que supuso abordar grandes cuestiones. Primero, adaptar el piercing normal, de acero quirúrgico y con unas especificaciones técnicas muy concretas, para hacerlo de oro. Y después siendo muy exigentes en favor del cliente, que para nosotros en este sentido es también el paciente. En la parte de la perforación, que en realidad es de anillación, con una aguja que permite hacer un agujero mejor y que conlleva una parte técnica tremenda. Y luego creamos en oro los piercings de primera puesta, que ha sido muy complicado por las peculiaridades del oro y del propio piercing. Tuvimos un proceso de desarrollo de un año.

-Lo de salir de la joyería con un agujero y un piercing así, no existía.

-No, y eso nos lleva a una segunda parte estética de que no te anilles con acero, sino con un motivo de oro de 18 kilates y diamantes. Es un planteamiento disruptivo, diferente.

-Pero que tiene el sello Suárez, ¿no?

-El sello de la familia está detrás. Es una marca completamente independiente, pero con una familia de muchísimo impacto. Hemos intentado ligarlo a sus valores buscando la excelencia y los mejores materiales con un diseño innovador y ponible.

Para mí la joyería es esa que te pones y no te quitas

-Cada vez sois más unisex.

-Es que esos dos mundos cada vez se van a juntar más. Existe un sentimiento unisex en las nuevas generaciones, como ocurre también con la moda, en la que ellas eligen ropa de ellos y ellos de ellas. Es un movimiento donde todos son uno, y no hay que ponerle barreras al campo. Por eso hemos querido mostrar estas sesiones de la Piercing Week con clientes masculinos. Somos una marca rompedora. Si nunca tuvimos barreras, ¿por qué ahora?

-Alguna vez comentaste que la mujer no espera a que le regalen la joya.

-La mujer ya no espera a que le regale una joya el hombre, cada vez es más independiente, y el hombre también. Esos arquetipos eran de generaciones anteriores, ahora los roles están completamente mezclados.

-¿Cuánto tiempo lleva crear una pieza de Aristocrazy?

-Entre una semana y diez días. Por ejemplo, un anillo primero hay que dibujarlo y después esculpirlo. Esa es la parte que a la gente le llama la atención, porque el nivel de detalle de la escultura es tremendamente bello y tiene un carácter especial... hay cosas que son difíciles de explicar. Y los diseños de animales van a perdurar en las colecciones.