«Mejorar la vida de la gente con animales no tiene precio»

Una apuesta por la vocación. Lorena de la Fuente ha completado el curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika uniendo sus dos grandes pasiones y convirtiéndose en especialista de una profesión que ha experimentado una gran demanda laboral tras el confinamiento


Las terapias asistidas con animales, sobre todo con caballos y perros, llevan años aplicándose con éxito en niños y adultos y para distintas dolencias, tanto físicas como psicológicas. Tras el confinamiento, estos tratamientos se centran, sobre todo, en episodios de ansiedad o estrés generados por la pandemia. Debido a este repunte, el centro especializado en formación veterinaria Nubika ha detectado un aumento de demanda de información de hasta el 70 % en el último trimestre. Lorena de la Fuente es una de las alumnas de esta escuela, y asegura que no puede estar más satisfecha con su experiencia. Junto con la carrera de Educación Social, decidió también hacer el curso de Terapia Asistida con Animales en Nubika para unir sus dos «pasiones»: ayudar a las personas y compartir su tiempo con animales.

Proyectos de futuro

«Este curso estaba hecho para mí», sentencia. Lorena ha encontrado su futuro laboral y, junto a dos compañeras de universidad, está arrancando la Asociación Ohana, en la que ofrecen intervenciones asistidas con animales en su ámbito profesional. «Tengo clarísimo que esto es lo que quiero hacer en mi vida. Poder mejorar la calidad de vida de las personas a través de los animales no tiene precio», apunta. Aún pendiente de su formación práctica, Lorena destaca las facilidades que proporciona el centro a la hora de formarse a distancia. «Es una formación muy completa, de la que sales con una base general de todo lo que necesitas saber», explica. A través del método de formación abierta, el centro ofrece material didáctico físico y virtual y un profesor que guía el aprendizaje de cada alumno.

Pero lo que más valora esta alumna es la relación con su tutora. «Solo puedo decir cosas buenas. Por mi agenda he tenido que cambiar muchas veces mis citas con ella o las fechas de los test y jamás me ha puesto ninguna pega, todo lo contrario», afirma. «Los animales nos dan cariño y nos hacen compañía, pero, a través de profesionales, pueden ser decisivos en nuestra salud», explica la coordinadora de proyectos de Nubika, Katya Espiñeira, que apunta a la superación de fobias o problemas de motricidad como algunos de los beneficios de estas terapias.

Protocolo covid

Además, el contacto entre animales y humanos en plena pandemia obliga a seguir un protocolo estricto que garantice la salud de unos y otros. Por eso, en Nubika ofrecen también todos los conocimientos necesarios para ponerlo en marcha, teniendo en cuenta aspectos tales como el uso de la mascarilla y la desinfección de las patas de los perros, así como el uso de gel hidroalcohólico cada vez que se produce una interacción entre los animales y los usuarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Mejorar la vida de la gente con animales no tiene precio»