Enrique Rojas: «Hoy hay dos grandes epidemias: el divorcio y la pornografía»

YES

Sergio García Jáñez

«Ya hay más parejas rotas que enteras», señala el psiquiatra, que ofrece en su último libro un GPS para la vida y las relaciones. «Hay una gran inmadurez sentimental en el hombre de hoy», concreta el catedrático de Psiquiatría, que sostiene que «muy poca gente sabe desarrollar en la práctica la inteligencia emocional»

27 sep 2020 . Actualizado a las 15:55 h.

Vivimos en una sociedad anestesiada, «y es bueno estar despierto», advierte Enrique Rojas, catedrático de Psiquiatría y Psicología Médica, que ofrece en Todo lo que tienes que saber sobre la vida «un GPS para orientarse en lo principal: el amor, la voluntad, la felicidad, la sexualidad...». ¿Estamos muy perdidos? «Veo mucha gente perdida en lo fundamental», asegura el doctor que le quita los filtros de moda a la felicidad. «El mundo está cansado de seductores mentirosos», sostiene el director del Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas de Madrid.

 -Ve a muchos perdidos en lo fundamental. ¿Qué es lo fundamental?

-Tener una personalidad bien trabajada y un proyecto de vida coherente y realista.

-Parece sencillo, pero se complica al tratar de ponerlo en práctica.

-Tener una personalidad equilibrada significa haber encontrado los principales resortes de la conducta donde uno se siente bien consigo mismo y con los demás, sin caer en el narcisismo.

-Señala que la mayor parte de la gente de lo que más se arrepiente antes de morir es de haber trabajado mucho.

-Las cinco cosas de las que se arrepiente la gente en el lecho de vida son primero: haber trabajado demasiado; segundo: haberle dado importancia a cosas que no la tenían; tercero: haberse adelantado en negativo a cosas que no han sucedido; cuarto: no haber sabido disfrutar de la vida, y quinto: no haber sabido relativizar; o dicho de otra manera, tener perspectiva.

-¿Cómo se aprende a mirar con perspectiva?

-En la vida hay que poner las luces largas, sabiendo que muchas derrotas en breve se convertirán en victorias.

-Advierte que el hombre de hoy tiene una inmadurez afectiva. ¿Qué es la madurez?

-El hombre de hoy tiene una gran inmadurez afectiva, que no la mujer... La madurez consiste en saber lo que uno quiere, ser realista con sus posibilidades y tener una visión positiva de la realidad a pesar de los pesares.

-¿Afrontamos esta crisis con madurez o se nota que faltan tablas?

-Esta pandemia me recuerda a un texto del Libro de Daniel en que le descubrió un sueño misterioso que tenía el rey Nabucodonosor. Lo que ha pasado con el covid es muy parecido: el virus ha puesto de relieve la fragilidad de la condición humana.