Jesús del Pozo, dermatólogo: «Está demostrado que el coronavirus se adhiere al maquillaje»

El uso de la mascarilla supone una agresión para nuestra piel, tanto por la oclusión que conlleva como por el roce o contacto en las zonas de ajuste. Para evitar problemas, este experto recomienda una buena limpieza mañana y noche, hidratarse con cremas ligeras y proteger las zonas sensibles

Jesús del Pozo subraya la importancia de la limpieza de la piel
Jesús del Pozo subraya la importancia de la limpieza de la piel

Redacción / La Voz

El uso continuado y el roce de la mascarilla están provocando problemas de piel en la cara o exacerbando otros ya existentes. Preguntamos al experto, Jesús del Pozo, qué podemos hacer para que la piel no sufra en exceso durante esta temporada y qué cuidados debemos tener en cuenta. 

- Sarpullidos, granitos, heridas, labios secos... ¿A qué se debe?

En general, llevar una mascarilla supone una agresión para nuestra piel tanto por la oclusión que conlleva como por el roce o contacto con las zonas de ajuste. Esto puede producir dermatitis irritativa, hematomas o incluso úlceras en casos extremos y dermatitis alérgica por algunos compuestos de la mascarilla. Además, al haber una mayor humedad aumenta el sobrecrecimiento de bacterias y de hongos y puede provocar foliculitis en algunas personas. También se puede agravar enfermedades preexistentes como acné, rosácea o dermatitis seborreica.

- ¿Cómo podemos evitarlo?

Los tres pilares de la prevención de problemas por el uso de la mascarilla son: limpieza, por las mañanas con agua templada y jabones limpiadores suaves y sin fragancias, y por la noche con agua micelar e hidratar de nuevo; hidratación con cremas ligeras, debemos evitar las ricas o densas así como los maquillajes para evitar la sobrehidratación de la piel. Además, se ha demostrado que el coronavirus se adhiere al maquillaje. Por último, protección: en las zonas de roce podemos aplicar algún tópico con efecto barrera o un apósito protector en el dorso nasal o detrás de las orejas.

- Entonces, ¿no es bueno lavarse a menudo?

No, porque debilita la protección natural de la piel, elimina el manto ácido, por ello debemos evitarlo.

- ¿Qué tipo de crema recomiendas?

Hidratantes suaves, no comedogénicas y pocas veces. La hidratación de la piel depende en gran medida de la pérdida de agua que sufrimos a través de la misma. En condiciones normales, con la exposición ambiental, la pérdida de agua es mayor que cuando usamos mascarilla. La oclusión hace que la pérdida de agua sea menor, por ello no es conveniente una sobrehidratación.

- ¿Estáis viendo muchos problemas en la piel por las mascarillas?

Estamos viendo con frecuencia la exacerbación de las dermatosis preexistentes como acné, rosácea o dermatitis seborreica.

«Estamos viendo con frecuencia la exacerbación de las dermatosis preexistentes como acné, rosácea o dermatitis seborreica»

- Ya hay quien lo denomina acné por mascarilla, ¿en qué se diferencia del acné común?

En que suele ser menos inflamatorio y más monomorfo. Es decir, tiene sobre todo algunos puntos rojos o pápulas que en ocasiones se convierten en puntos blancos o pústulas. Los puntos negros o comedones abiertos y lesiones profundas nodulares no suelen presentarse en este tipo de acné.

- Cuando hay estos problemas, ¿qué tipo de mascarilla está más indicada?

Cada tipo de piel suele ser más susceptible a algún tipo de mascarilla. Las pieles atópicas son muy sensibles a los tejidos sintéticos como una mascarilla hecha con poliéster, las pieles con rosácea empeoran con aquellos modelos que generan más roce en las mejillas que es la principal área implicada, y las pieles con acné toleran mal las que son muy oclusivas. Si la mascarilla está sucia o contiene restos de material graso esto se puede agravar.

«Las pieles atópicas son muy sensibles a los tejidos sintéticos como una mascarilla hecha con poliéster»

- La gente que está acostumbrada a echarse muchos productos, ¿debería reducirlos ahora porque la mascarilla aumenta los efectos sobre la piel o no?

Ejerce un efecto pantalla sobre nuestra cara que conlleva menor cantidad de oxígeno, mayor de CO2, mayor grado de humedad, mayor temperatura y menor pérdida de agua. Esto hace que la penetración de los productos tópicos en la piel sea mayor. Por ello, la aplicación de los productos tópicos debe reservarse para la noche cuando no la tengamos puesta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Jesús del Pozo, dermatólogo: «Está demostrado que el coronavirus se adhiere al maquillaje»