Esto es lo que tiene que cumplir un hotel en la era covid

Si no reúne estas medidas, reclama. Con muchas vacaciones en suspense por el miedo al contagio, hoy es más importante que nunca saber qué protocolos hemos de exigirle a un hotel para una escapada segura dentro de España


Las dudas ante irse de vacaciones o no en plena pandemia y temporada de rebrotes son trending topic en muchas familias. De ahí la importancia de saberse muy bien las normas que han de cumplir los hoteles, en los que la ocupación aumenta a medida que avanza el verano. Son muchas las preguntas que se pueden hacer antes de reservar y otras tantas las medidas que podemos comprobar una vez estemos alojados. Este texto resolverá las principales directrices marcadas tanto por la Xunta como por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para que no te pierdas sea cual sea tu destino dentro del país.

Recepción

Mascarilla, no compartir bolígrafos y mejor sin aparcacoches. El chequeo empieza incluso antes de entrar, porque aún sin haber plantado un pie dentro, el hotel tiene que poner a nuestra disposición una alfombrilla desinfectante. Ya en la recepción, ha de cumplirse el aforo máximo que determine el espacio y cumplir con el distanciamiento social de entre 1,5 y 2 metros. Si no fuera posible, se implantarán barreras físicas como pantallas protectoras entre el personal —que llevará mascarilla— y el cliente. En la gran mayoría de recepciones, al tratarse de zonas comunes, es obligatorio el uso del protector facial también para los clientes mayores de 6 años. Como el resto de la instalación, esta estancia tiene que contar con puntos de gel hidroalcohólico. La normativa recomienda no compartir bolígrafos y dictamina la eliminación de folletos o mapas dispuestos para su uso común. Se fomentará el pago con tarjeta, pero desinfectando el TPV tras cada utilización. De haber servicio de transporte de equipaje hasta la habitación, el personal tendrá que llevar guantes desechables y se indica que es mejor prescindir del servicio de aparcacoches. De haberlo, el personal, tendrá que portar guantes o lavarse las manos constantemente.

Restaurante o buffet

Bufet asistido o emplatado monodosis con alimentos cubiertos. Pero uno de los puntos del hotel en los que se concentra el mayor riesgo de aglomeraciones, y por tanto de contagio, es el del restaurante o buffet. Y aquí sí que, como clientes, no podemos hacer la vista gorda. La clave en este servicio se basa en reducir la manipulación e intervención del comensal en todo momento. Por eso la normativa estatal impone dos posibles fórmulas: el buffet asistido, es decir, con personal sirviendo los alimentos al cliente, o bien a través de emplatados individuales o monodosis tapados. En ambos casos con pantalla protectora y un itinerario definido. Esta segunda opción es la preferida por la Xunta para los hoteles gallegos. En ningún caso se acoge a la norma el buffet libre con utensilios compartidos por todos los clientes para su autoservicio.

Tanto en buffet como en restaurante, se borrará el rastro de todo elemento de uso colectivo o decorativo, así como de las máquinas de bebida. No está el mapa de los brotes como para tocar todos el mismo botón para echarse la caña. Del mismo modo, cubiertos y servilleta deberán protegidos hasta el momento de usarlos, y las mesas o agrupaciones de mesas tendrán que separarse dos metros entre sí. Todo el personal llevará mascarilla, como el cliente hasta el momento de sentarse en la mesa.

«Room service»

Con EPI y protocolo de recogida de residuos. Si elegimos comer algo en la habitación y recurrimos al servicio de room service, el camarero tendrá que llevar protector facial si no se asegura el distanciamiento, guantes y llegar con los alimentos tapados. Además, deberá de existir un protocolo para la recogida de residuos del que se tiene que informar al hospedado.

Habitación

Sin textiles, menos «ammenities» y almohadas protegidas. Aunque solo nosotros vayamos a utilizar la habitación, esta también tiene que cumplir algunos requisitos. El hotel tiene la obligación de reducir los textiles en su interior, incluyendo las alfombras, y también los elementos decorativos y de ammenities, por lo que es mejor no olvidar el cepillo de dientes en casa. La papelera tiene que tener tapa, doble bolsa y accionarse mediante pedal. Nunca será manual o sin tapa. El Ministerio recomienda tener solo una para aglutinar en ella todo lo desechado, y la Xunta solo autoriza la del cuarto de baño. Las mantas y almohadas que se encuentren dentro de los armarios estarán protegidas para evitar el contacto si no vamos a utilizarlas. Y, como en el resto del hotel, debemos asegurarnos de que la limpieza en nuestro cuarto es exhaustiva. La normativa contempla incluso la desinfección de las perchas antes y después de nuestra estancia y del secador de pelo, filtro incluido.

Piscina y gimnasio

Aforo, mascarilla para desplazarse y espacios deportivos alternativos si es necesario. La piscina es otro de los puntos calientes de las aglomeraciones. Aquí cada hotel establecerá un aforo y tomará las medidas pertinentes para mantener el distanciamiento entre tumbonas, mientras que los bañistas emplearán la mascarilla para realizar desplazamientos. No tendrán que llevarla puesta durante el baño ni mientras permanezcan quietos tomando el sol. El aforo será también un condicionante para disfrutar de los gimnasios en aquellos hoteles que dispongan de uno, que tendrán que disponer de un espacio para las toallas usadas —preferentemente cubos con tapa, pedal y bolsa plástica—. Las clases grupales dejarán un espacio de 2x2 metros al margen del profesor con las posiciones marcadas en el suelo y siempre practicando ejercicios sin contacto, mientras que las máquinas serán desinfectadas tras cada empleo. En aquellos casos en los que no sea posible mantener la distancia interpersonal, el hotel cerrará las instalaciones temporalmente y ofrecerá otras alternativas a los clientes que, ahora más que nunca, están en disposición de exigir toda la profesionalidad del complejo que contraten. Con todos los puntos sobre las íes, lo único de lo que tocará estar pendiente es de disfrutar unas vacaciones, ante todo, seguras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Esto es lo que tiene que cumplir un hotel en la era covid