Pere Estupinyà: «La sexta extinción ya está ocurriendo»

YES

El bioquímico Pere Estupinyà, autor del «A vivir la ciencia»
El bioquímico Pere Estupinyà, autor del «A vivir la ciencia»

El bioquímico, que publica «A vivir la ciencia», apunta los seis factores que determinan el nivel de felicidad, valora el peso de la razón en las decisiones y señala la necesidad de la ciencia ante «grandes retos, como el covid»

11 jul 2020 . Actualizado a las 15:47 h.

Consumidor omnívoro de ciencia, presentador de El cazador de cerebros en La 2, Pere Estupinyà es cuántico, él se siente en varios sitios a la vez. «Dije que el covid uniría España, por esto de aliarse para hacer frente a un enemigo común, y me equivoqué», confiesa el bioquímico, que defiende que de los errores, si se asumen, se puede aprender. Autor de El ladrón de cerebros, Estupinyà vuelve al escaparate con A vivir la ciencia, para indagar en cuestiones que van desde discernir el sexo de los mejillones hasta el papel que jugará la biomedicina en el futuro, el plan b ante la crisis climática o elaborar un ránking de la felicidad por países en función de seis factores claves. ¿Qué nota le pone a la gestión de la pandemia del coronavirus, qué países diría que lo han hecho o lo están haciendo mejor? «El gran tema es que esto era previsible, los científicos llevaban tiempo diciendo que una pandemia de estas características ocurriría: que un virus podía saltar de los animales a los humanos, hacerse patógeno y extenderse por todo el mundo. Una de las reflexiones a extraer es ¿cómo no le hemos hecho caso a la ciencia? Y no solo me refiero a nivel Gobierno», plantea Estupinyà. «¿Cómo es que esto no estaba previsto? Ahora estamos con las preguntas urgentes del día a día, pero la gran pregunta hay que plantearla. Yo soy crítico con los investigadores también, no con los científicos de laboratorio, sino con que las estructuras científicas no estén conectadas con la toma de decisiones, con la sociedad. Mi crítica es para los que diseñan las políticas científicas». 

-Vamos por países. ¿Quiénes lo han afrontado mejor y quiénes peor?

-En Asia lo han hecho bien por varios motivos: el SARS les preparó. Y luego hay un tema de cultura. Estados Unidos es el ejemplo clarísimo de cómo una cultura individualista, arrogante, no sabe afrontar una pandemia.  Es el 'Cada uno que se cuide a sí mismo'. Bolsonaro es un desastre, Ecuador lo ha hecho muy mal, pero en estos países hay mucha pobreza, aparte de líderes que pueden ser pésimos. Estados Unidos, con su liderazgo tecnológico, como supuesta primera potencia mundial, hoy no puede dar lecciones a nadie. Quedan retratados, no solo Trump, sino una sociedad que parece carente de inteligencia colectiva. España e Italia se encontraron con el problema de repente... Pero en febrero aún se decía que los medios de comunicación estaban exagerando sobre la gravedad del virus. La comunidad científica no pensaba, a principios, que pudiese ser tan grave en Europa.

-¿El planeta ha dicho «basta»?

-Que llevamos unas décadas sobreexplotando el planeta de manera no sostenible está fuera de cualquier discusión. Se ve en el cambio climático, en deforestación... Es un tema para tratar a fondo. Creo que hay una generación perdida. El daño se verá en diez o veinte años.