¿En qué zona se registró menos ruido durante el estado de alarma?

SALIR A LA CALLE AHORA, SUENA MUY BIEN. Se respira calma. Escuchamos sonidos nuevos, que no lo son tanto, como el cantar de los pájaros o las olas del mar, que normalmente quedan bajo el ruido de los coches


El 15 de marzo el ruido se desplomó en picado. Ante el anuncio del estado de alarma, el silencio tomó la calle. Los sonómetros que registran los valores de determinadas zonas de Galicia casi se quedaron sin trabajo. Un dato: la estación de Vigo (que mide el día a día de una zona de tráfico y actividad residencial) detectó un 65 % menos de ruido que la media durante el 29 de marzo y el 11 abril, cuando se implantaron las medidas de confinamiento más extremas. Y en la de Ourense, ubicada en el centro, que registra el ruido de una zona de tráfico, y en la de Fingoi-Lugo, que es residencial, la disminución fue de un 55 %. ¿Este gran descenso solo es atribuible a los coches? «Es todo. No solo es el tráfico, sino la gente que se mueve por la calle, pero el mayor descenso se debe al tráfico porque se nota en estaciones específicas, como la de Ourense y en las estaciones residenciales con un gran componente de ruido de coches », explica Mari Luz Macho, subdirectora xeral de Meteoroloxía e Cambio Climático.

A pesar de que se trata de valores muy bajos, no se puede decir que sean históricos, es decir, los datos que se han obtenido durante el confinamiento en algún otro momento ya se produjeron. «Aunque sí es verdad -explica Pablo Casares, técnico en contaminación medioambiental- que hay valores muy bajos, del orden de los más bajos históricos».

LA MEJOR LECCIÓN

Si en los sitios que habitualmente concentran los mayores niveles de ruido se percibe un descenso notable, ¿qué ocurre en el campus de Santiago, la estación más silenciosa de Galicia? «Incluso aquí se ha registrado un descenso del 20 %», apunta Casares. Todavía ahora, que se ha recuperado cierta actividad y las calles vuelven a tener gente, las cifras están muy por debajo de lo normal. Entre los días 27 de abril y 9 de mayo se aprecia un ligero repunte, pero por seguir la pista de Coia-Vigo (zona residencial), todavía registra una caída del 58 % respecto a la media. «Lo que nos lleva a pensar que el causante del ruido en las ciudades y de la calidad del aire es el tráfico, y una de las medidas que hay que tomar es el de reducirlo dentro de las ciudades. Hay que promover medidas de movilidad alternativas y concienciar a la gente de los perjuicios que tiene el coche. Es la mejor lección que podemos aprender de esto», explica Luz.

Sin pretender promover ningún estudio, la realidad es que el confinamiento ha recreado las mejores condiciones para analizar ciertos comportamientos y «ha servido -dice Macho- para reforzar las ideas en las que llevamos tiempo insistiendo para obtener una mejor calidad del aire y contaminación acústica».

A pesar de que hemos respirado poco aire fresco los días de confinamiento más severo, el que hemos inspirado ha sido de una calidad óptima, porque según explica Macho, los efectos son casi inmediatos. «De hecho, la calidad del aire tiene una pauta clara de horas relacionadas con el tráfico», indica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

¿En qué zona se registró menos ruido durante el estado de alarma?