Las 10 playas más largas de Galicia

Estos arenales lideran un ránking: son los más grandes en longitud del litoral gallego. Todos, como mínimo, cuentan con dos kilómetros, una característica que los convierte en ideales para largas caminatas pero también para no preocuparse por invadir la toalla del vecino


Morouzos, Ortigueira

Esta playa ubicada frente a la isla de San Vicente, en un entorno rural, cuenta con espacio suficiente para instalarse durante una jornada aire libre incluso si uno va en familia. Dispone de una gran cantidad de servicios en las inmediaciones, ya que el paseo marítimo comunica con establecimientos de bebida y comida, y es perfecta para practicar deportes náuticos como en surf y windsurf.

Traba, Laxe

Uno de los arenales más kilométricos de Galicia: 2,6 kilómetros. Se trata de una playa perfecta para pasear y en la que puedes disfrutar de una espectacular puesta de sol. Es muy tranquila, cuenta con un merendero que la hace ideal para venir a pasar el día de pícnic, pero eso sí, mejor que lleves todo lo que necesites porque no hay quiosco ni súper en las inmediaciones. El viento suele ahuyentar a los bañistas, así que también es un lugar perfecto si quieres desconectar, ya que no suele estar abarrotada.

Corrubedo Ribeira

En realidad se trata de un conjunto de arenales, (Lagoa y O Vilar son los más conocidos), lo que hace que unidos superen los cinco kilómetros de extensión y se conviertan en una de las playas más largas del litoral gallego. Pasear por su arena fina y blanca junto al mar turquesa es de lo más apetecible, aunque a veces el viento lo ponga complicado. Es de fácil acceso, ya que una pasarela de madera serpentea entre las dunas.

A Frouxeira Valdoviño

Es frecuente ver a los bañistas paseando por su orilla con los pies en el agua, muchos de ellos incluso por prescripción médica, porque esta playa de Ferrolterra de tres kilómetros tiene fama de ser curativa. La causa: su alto contenido en yodo. Aunque también hay quien se la recorre de punta a punta en la conocida como ruta del colesterol. Sea por lo que sea, este arenal semiurbano es uno de los más frecuentados de la zona.

 

Barraña, Boiro

Es la playa urbana de Boiro (2,3 km), y una de las más frecuentadas de la zona, quizás porque es un arenal muy tranquilo, resguardado del viento y con una pendiente muy suave que facilita dar largos paseos por su fina arena. Además de un paseo marítimo de casi tres kilómetros de longitud, esta playa dispone de espacio para carril bici, un parque biosaludable, otro parque para hacer ejercicio, zonas para jugar al voleiplaya y otra área para fútbol playa.

A Lanzada, O Grove-Sanxenxo

Se trata de una de las playas más conocidas y visitadas de Galicia, también famosa por su extensión, de 2,30 kilómetros de largo y más de 3 si se tienen en cuenta los tramos adyacentes de Areas Gordas y Lapa. El oleaje de su mar abierto lo hacen perfecto para el surf, el windsurf y el kitesurf, que se practica por el viento que suele haber allí. Eso sí, pasear por ella es un auténtico placer.

Santa Cristina, Oleiros

Y el último arenal gallego que supera el corte de los dos kilómetros es esta playa, que al estar situada en la desembocadura de la ría presenta una forma muy característica. Se puede acceder caminando, en coche o autobús, pero incluso en barco, ya que existe una línea regular que parte desde A Coruña. De hecho, también es zona habitual de fondeo de otras embarcaciones. De arena blanca y aguas tranquilas, ideal para el baño y los deportes acuáticos.

;
Las cinco playas más singulares de Galicia Son la más larga, la más monumental, la de arena más blanca o la de arena más oscura. Hemos centrado el tiro en cinco arenales pero aún puedes comentarnos qué playa incluirías en esta lista

San Xurxo, Ferrol

Es una playa muy llana, más aún cuando baja la marea y se observa por completo la amplitud de este arenal de poco más de dos kilómetros de longitud, que está situado a unos 10 kilómetros de Ferrol. Es ventosa, por lo que puede ser peligrosa para el baño, pero esta condición la hace perfecta para practicar deportes como kitesurf o windsurf. Se halla en un entorno rural y tiene una zona de fondeo de embarcaciones.

Baldaio, Carballo

Es una playa abierta, casi unida a la de Razo, de hecho se puede ir caminando de una a otra. Ambas están ubicadas junto al singular complejo natural compuesto por dunas, laguna y marismas. Tiene la arena muy fina y es genial para dar largos paseos sintiendo de cerca la brisa del Atlántico a lo largo de sus tres kilómetros y medio. Una opción para pasar el día en contacto con la naturaleza, ya que se pueden observar una gran cantidad de aves.

Carnota,Carnota

Es una de las playas más largas de Galicia (7 kilómetros) en las que da gusto pasear. Esta enorme cala que abarca desde Lira hasta Caldebarcos forma un paisaje natural de escándalo y te descubre un arenal prácticamente virgen. Elegida como una de las cien mejores playas del mundo por la revista alemana «Traum Strände», la de Carnota es un arenal amplísimo cuando la marea está baja. Cuenta con aparcamiento en las inmediaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Las 10 playas más largas de Galicia