Rafael Santandreu, psicólogo: «Debemos vigilar nuestros pensamientos y vivir el día a día con alegría y pasión, porque la vida sigue siendo maravillosa»

Con mucho humor y sencillez, aprendimos con él qué era eso de la «terribilitis» y además nos ayudó a ver la vida con sus gafas de la felicidad. Hoy, en plena cuarentena asegura: «Debemos pensar que este va a ser un periodo genial en el que se ensanchará nuestra mente y no exagerar las emociones negativas».


-¿Cuáles serían las claves para sobrellevar la cuarentena con buen ánimo?

-La clave más poderosa es procurar tener el mejor diálogo interno con nosotros mismos. Aunque parezca increíble, no nos afecta lo que nos sucede, sino lo que nos decimos acerca de lo que nos sucede.

-¿Qué es lo que debemos evitar o en lo que no debemos caer en estos días?

-Es importante evitar evaluar cualquier adversidad de «lo peor», «insoportable» y «terrible», porque eso nos hará sentir emociones exageradas. Debemos cuidar nuestro diálogo interno, nuestros pensamientos. Y, si es necesario, apartarnos temporalmente de quienes se empeñan en calificar todo de "horrible".

-¿Y la enfermedad? A nadie le gusta estar enfermo.

-La enfermedad forma parte de la vida. Todos estamos comenzamos a estar enfermos a partir de los veinticinco años: se te cae el pelo, te duele la espalda... y así en adelante. Pero la buena noticia es que enfermo puedes ser igual o más feliz que antes; siempre que no te digas lo contrario.

-La pérdida de nuestros seres queridos es un duro golpe de afrontar.

-Sí. Es una vivencia intensa, triste y dolorosa, pero también hermosa, si uno quiere. Hace unos meses, falleció mi padre y experimenté el fin de semana más triste de mi vida, pero también uno de los más bonitos. Mi familia estuvo superunida y compartimos una experiencia hasta espiritual. Por otro lado, todos vivimos la situación como algo natural de la vida.

-Parece fácil de decir, pero difícil de hacer...

-¡Claro! Cambiar la perspectiva sobre la vida, exige un trabajo personal importante. Pero se puede hacer. Muchos lo han hecho a través de los siglos con filosofía estoica, a través de la religión; o también se puede lograr a través de la psicología cognitiva. Es la mentalidad natural de los seres humanos que viven cerca de la naturaleza.

-Sentir emociones negativas estos días también es normal, ¿verdad?

-¡Por supuesto que sí! Niveles moderados de tristeza, inquietud o miedo son naturales y útiles. Pero lo mejor es intentar minimizarlos al máximo, porque la tendencia que tenemos es a exagerarlas.

-Muchas personas llevan bastante mal el hecho de estar encerrados, porque es una situación excepcional en nuestras vidas.

-Debemos evitar decirnos que es una mala situación, porque para muchos no lo es. Se puede ser inmensamente feliz en casa. Debemos concentrarnos, incluso visualizarlo, que va a ser un periodo genial. Hay que procurar hacer todo con el máximo amor: cocinar, ordenar la casa, trabajar desde casa, amar a la gente que nos rodea. Así, ensancharemos nuestra alma y nuestra mente disfrutando de todas sus inmensas posibilidades. Cuando uno lo prueba de verdad, alucina: porque te das cuenta de que es posible, de que todo está en tu mente.

-¿Qué aprendizaje o enseñanza debemos extraer de esta experiencia?

-Que la vida es fulgurante y maravillosa y hay que vivirla con pasión ¡en el día a día! Que el amor, la salud y la alegría deberían ser nuestras únicas prioridades. Que acumular, producir, reventar el planeta a base de las exigencias del capitalismo, no es la mejor idea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Rafael Santandreu, psicólogo: «Debemos vigilar nuestros pensamientos y vivir el día a día con alegría y pasión, porque la vida sigue siendo maravillosa»