Estas son las 10 recetas más buscadas en Internet

Echa un vistazo si quieres coger buenas ideas para que te salgas todavía más en la cocina. Xoán Crujeiras, del restaurante Bido, nos da distintos trucos que te ayudarán a mejorar el punto de estas recetas


1. Lasaña

OJO A LA BOLOÑESA

Para la lasaña, Crujeiras combina la boloñesa con la pasta y unas espinacas con bechamel a las que le pone queso rallado. La clave para él es que la boloñesa no esté muy líquida, eso se consigue echándole vino tinto y el tomate justo. Si es de bote y está triturado, se puede colar para que suelte el agua. Es mejor comerla al día siguiente de hacerla, para que no se rompa al servirla. Hay que gratinarla bien con queso parmesano y mozzarella.

2. Arroz con pollo

UN SOFRITO CON POCO ACEITE

Lo fundamental es tener un buen sofrito de zanahoria, cebolla, ajo, pimiento y tomate. Y no echarle mucho aceite porque el pollo ya va a soltar grasa. Con un chorrito es suficiente. Cuando tengamos ese sofrito y medio cocinado el pollo añadimos el arroz y un buen caldo hecho de recortes de huesos de carnes, puerro, cebolla y zanahoria que hemos cocinado previamente tres cuartos de hora antes.

3 Lentejas

CUIDADO CON EL AGUA

El truco es poner todos los ingredientes bajo el agua justa, siempre en frío: zanahoria, cebolla, chorizo, panceta, pimentón, un chorro de aceite y una hoja de laurel. Todo se pone en frío y cuando empiece a hervir le vas añadiendo agua muy caliente según vayan necesitando las lentejas. Lo importante es que no interrumpamos la cocción, de ahí que echemos el agua hirviendo. Así no nos saldrán muy líquidas, son un potaje.

4.Tortilla de patata

MEJOR, MELOSA

Su consejo es pochar bien la patata en la sartén, cuando esté bien blandita, sacarla y mezclarla con el huevo batido. Él recomienda seis huevos para seis patatas medianas, más o menos. Al hidratarse la patata con el huevo queda la tortilla más melosa. De ahí a la sartén y vuelta con el plato. La sal nunca en las patatas, sino en la tortilla.

5. Bizcocho de limón

BATE BIEN

A veces no nos salen bien los bizcochos porque no batimos los huevos y el azúcar aparte el tiempo suficiente. Con este truco incorporamos aire, y por esas burbujas luego saldrá el vapor y tenderá a subir, por eso con esta técnica incluso sin levadura crece igual. Después de que pasemos mucho tiempo batiendo, hay que añadir la harina con una mezcla muy suave para no romper esas burbujas. El horno debe estar a 180 grados y no debe abrirse durante los primeros minutos para que no se baje el bizcocho. Los ingredientes varían en función del que queramos hacer.

6. Arroz con leche

EL AZÚCAR AL FINAL

Este postre requiere tiempo y paciencia. Ponemos a hervir leche, una rama de canela y limón. En cuanto empieza a hervir, le añadimos el arroz, que podemos lavar previamente para quitarle parte del almidón. A partir de que lo echamos en el fuego, debemos removerlo constantemente unos 25 minutos, que se vaya cociendo poquito a poco, una vez que rompa el hervor ya le podemos ir bajando el fuego. El azúcar lo echamos al final del todo y lo dejamos hervir 3 minutos más.

7. Croquetas

ABUNDANTE ACEITE

La base es una buena bechamel y para ello hay que ser muy respetuoso con las cantidades: 100 gramos de mantequilla y 120 de harina. Así no nos quedará excesivamente blanda o demasiado densa. Crujeiras las reboza con harina, huevo y pan rallado. Y para freírlas tiene que haber abundante aceite, casi que cubra las croquetas, a unos 180 grados.

8. Crema de calabacín

DÉJALES LA PIEL

No hay que pelar los calabacines, su piel está rica y es donde tiene sus nutrientes principales. Debemos pocharlos en aceite suave o con mantequilla, con un poquito de cebolla o un poquito de puerro. Cuando está, hacemos la crema con un caldo de pollo o un caldo de verduras (puerro, cebolla, apio…) y así la enriquecemos. Le podemos echar un poquito de queso cremoso, tipo Philadelphia y una pizca de pimienta negra.

9. Pizza

MEJOR UNA PRECOCCIÓN

Uno de los trucos de Crujeiras es que una vez que ha hecho la masa y la estira con harina, le da una precocción durante unos 3 o 4 minutos (con el horno caliente a 225). Así queda más crujiente. Posteriormente, la retira, la deja enfriar y le añade los ingredientes. Estará en el horno a 250 grados durante ocho minutos.

10. Pescado al horno

PUNTO DE COCCIÓN

En el pescado lo importante es el punto de cocción: se calculan unos 15 minutos por kilo. Si tenemos una lubina de medio kilo serán unos ocho minutos, siempre con el horno precalentado a 180. Él hace una base de patatas panaderas y las fríe. En otra sartén pone cebolla, ajo y pimiento en juliana, lo pocha con aceite y le añade el tomate fresco. Todo esto lo mezcla con las patatas y es la base de la lubina en el horno. Al pescado le hace unos cortes con unas rodajas de limón y le añade una mezcla de pan rallado (poco), queso parmesano y hierbas aromáticas (romero, tomillo, albahaca con un poco de aceite) y se lo extiende a la lubina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Estas son las 10 recetas más buscadas en Internet