Tiene 39 años, su propia firma, Off White, es el director creativo de la línea masculina de uno de los pesos pesados de la moda parisina, Louis Vuitton, es DJ, ingeniero, artista… Puede que a Virgil Abloh todavía le quede mucho camino para convertirse en el sucesor moral de Karl Lagerfeld, pero, de momento, este talento nativo de la cultura urbana -creció en un barrio a las afueras de Chicago- apunta maneras como sucesor de la figura magnética del «káiser». El New York Times lanzó la idea: ¿Es Virgil el nuevo Karl de los millennials? La respuesta podría estar en Instagram, donde tiene más de cinco millones de seguidores. En su biografía aparecen sus estudios de ingeniería y arquitectura y unas prácticas de seis meses en Fendi con Kanye West. En el 2013 lanzó desde Milán su primer hijo, Off White, y el mundo se llenó de zapatillas, cinturones amarillos tipo arnés de construcción, de sudaderas… Hizo que la calle se vistiese… de calle. Tiene una legión de fans capaz de hacer horas de cola para comprar la bolsa de papel de su colección para Ikea. Es el inventor moderno del «streetwear» y el mismo que hace unos meses pronosticó su muerte. Es capaz de romper estereotipos con hombres de rosa en Louis Vuitton y de hacer que el mundo se derrita por sus nuevas colecciones con una ligera variación de las anteriores de solo el 3%. Es un líder de una nueva generación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Él es el nuevo Karl