¿Y si hacemos la fiesta en la oficina?


Todos los bares y restaurantes están abarrotados. Los pubs igual. Uno de la pandilla se acerca a la barra a pedir una copa y no lo vuelves a ver en toda la noche. Estos días son así. ¿Y si celebras la fiesta en la oficina? Imagínate no tener que romperte la cabeza buscando el lugar ideal para la celebración. En el mismo sitio donde trabajas, atiendes a clientes y realizas gestiones, por unas horas picas algo y te tomas unos vinos. Este año que se termina la empresa constructora Desarrolla cumplió diez años de vida. Una firma que nació en lo peor de la crisis y que en un decenio cuenta con 173 trabajadores y acaba de inaugurar en A Coruña unas modernas oficinas. Son tan de última generación que disponen de tres modos, según me explica su CEO y cofundador, Gerardo Collazo. «El primero es el modo trabajo, que destaca por su iluminación natural. El uso principal de la oficina es trabajar y que la misma sea un lugar en el que se sientan los trabajadores a gusto. El modo noche se inicia al finalizar la jornada y es cuando toma protagonismo el sistema de iluminación led de suelos y paredes que hace que la oficina se transforme en un cajón de luz al exterior», relata. Pero falta el tercero, el modo evento. «La versatilidad del mobiliario y la iluminación hacen que el local pueda adaptarse al ambiente deseado en función del tipo de evento, aunque de forma puntual», indica Gerardo, que fundó la empresa con Gustavo Moure. Las imágenes que ilustran la página no corresponden a una celebración navideña en una discoteca, sino a la fiesta de inauguración de estas instalaciones de casi mil metros cuadrados a la que acudieron medio millar de personas.

EN LA NORIA DE VIGO

En pleno momento de exaltación de la amistad alguien dijo «a que no hay... de subir a la noria». Nos levantamos de la mesa en el Mesón Compostela, que este año que se termina cumplió 30 años, y en dos minutos estábamos en la cola. Al ser las cuatro y pico de la tarde no había demasiada gente. Cinco euros por cabeza para ver Vigo desde el cielo dentro de una especie de jaula que evita tener miedo o vértigo. Una maravilla ver la ría desde lo alto y terrazas imponentes como las del hotel Nagari. El viaje no dura mucho, entre otras cosas porque si no la cola llegaría a Redondela. Quién nos iba a decir que se podría celebrar una fiesta en una oficina o una sobremesa en una noria.

T

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

¿Y si hacemos la fiesta en la oficina?