Un gallego en la carretera más alta del mundo

YES

Sobre dos ruedas a 5.700 metros. Llegó en moto a lo más alto de Europa, al Trópico de Capricornio y al Círculo Polar. Este verinés vuelve del Himalaya con una historia y un nuevo reto: Fisterra-Nepal

13 oct 2019 . Actualizado a las 19:01 h.

Hace cuatro años, Óscar Conde apuntó alto, localizó en el mapa las 25 carreteras más elevadas de Europa y dijo: «¡Tengo que hacer y tachar!». La cosa fue sobre dos ruedas. Este gallego ganó hace dos veranos el Premio al Motero más Lejano en Geiselwind (Alemania). Tras subir en moto a 3.200 metros, a las carreteras más altas de Europa, el siguiente paso le pareció natural: llegar a la carretera más alta del mundo. Objetivo, Himalaya. «Volé a la India y me fui en un viaje organizado a la carretera que une Lhasa y Katmandú. Te ponen la moto, un mecánico y un equipo de oxígeno, porque vas a estar casi a 6.000 metros y el mal de altura afecta», arranca su relato este cigarrón verinés, que avanza con el motor de la libertad.

 Tras recorrer Marruecos, y tras cruzar la cordillera alpina en la frontera entre Francia e Italia, Óscar hizo en moto el Trópico de Capricornio y el Círculo Polar Ártico. En su idilio con los viajes y las motos no se pone el sol. «Es impactante ver el Círculo Polar, más que en un mapa, en un globo, y decir: ‘¡Yo estuve aquí!», sonríe.