¿Cómo es el mayordomo del siglo XXI?

A lo «Downton Abbey», pero sin chaqué. La profesión se ha modernizado y cada vez se buscan perfiles más formados. En Madrid tendrá lugar un curso con 21 asignaturas para ser experto en mayordomía. Te contamos en qué consiste


En un primer momento puede chocar que exista un curso para convertirse en experto en mayordomía en el 2019, pero analizando las ofertas laborales, parece bastante lógico que exista una formación específica para una profesión que se ha modernizado y en la que no existe el paro.

«Lo que ocurre es que los hoteles de lujo y gran lujo han perdido la cultura del servicio, en parte porque hay mucha movilidad de personal. Después, lo que pasa es que no había hasta ahora un programa adaptado a las necesidades reales de la profesión», explica Juan de Dios Orozco, director de International Butler School (IBS), que añade: «Las escuelas que hay actualmente visten a los alumnos todavía con chaqué, les ponen una bandeja y les tiran pelotas de baloncesto para ver el equilibrio. A mí personalmente eso me parece una barbaridad. Está obsoleto, igual que enseñarles a limpiar la plata. Está muy bien para los amantes de Downton Abbey, pero la realidad no se ajusta a ese perfil». Precisamente, para ofrecer un programa completo, Orozco decidió poner en marcha un curso de 21 asignaturas. «Es un curso de 30 plazas, todo apunta a que se llenará».

En cuanto al perfil de alumnos interesados en estudiar el programa de Experto en mayordomía, Orozco indica que hay de todo. «El 65 % son mujeres, mientras que el 35% son hombres». Atendiendo a las edades, el perfil es dispar. «Tenemos a un hombre de 54 años, pero también a una chica de 26. Él ya es un profesional del protocolo y tiene mucha experiencia organizando actos, pero los conocimientos que se van a adquirir en este programa se pueden utilizar en diferentes actividades. Porque hablamos de un curso de 200 horas, es muy completo». Y tan completo que tiene 21 asignaturas. «Varias docentes son gallegas, como Olga Casal, que impartirá la materia de organización de eventos, o Berta Fernández, que se encargará de la de Interculturalidad, usos y costumbres en el mundo». Porque los idiomas son imprescindibles para desempeñar esta función. «Como mínimo, deben saber inglés, pero es que la mayoría saben 3 o 4 idiomas. Es necesario porque es un trabajo que conlleva tratar con personas de todo el mundo. Por eso es básico también conocer las culturas y costumbres de otros países para poder ofrecer una atención adecuada».

Además de ser políglotas, los interesados en este programa son titulados universitarios. «No es un requisito fundamental para acceder, pero sí que es necesario tener una experiencia previa relacionada con el mundo de los hoteles de lujo, o en la atención a personas de alto poder adquisitivo».

Otras de las materias que se impartirán en este curso, que tendrá lugar del 11 al 29 de noviembre, son economía doméstica de grandes propiedades, liderazgo y dirección de equipos, mantenimiento de obras de arte, seguridad e higiene en el trabajo, manipulación de alimentos, dirección de sala, servicio de vinos y coctelería, asistencia personal, o protocolo y etiqueta. «No pueden faltar la atención directa al huésped, las relaciones públicas, ni el servicio de concierge. Es una figura fundamental en un hotel de lujo. Es un puesto ligado a los contactos, son los que consiguen lo imposible. Por ejemplo, una cena de un día para otro en un restaurante de estrellas Michelin o unas entradas para un palco Vip del Real Madrid. Su papel es fundamental para que un cliente opte por ese hotel. Sabe sus gustos y se adelanta a sus peticiones».

Una de las asignaturas que más llaman la atención del curso es la de primeros auxilios. «Tenemos un caso en México que nos pidió específicamente a tres profesionales que supieran actuar en el caso de una sobredosis, tanto etílica como por drogas, mientras los servicios de asistencia llegan. Nunca pasa nada, pero si ocurre, es un desastre para la organización», aclara Orozco.

Salida laboral bien pagada

Para el experto en protocolo es fundamental desterrar tópicos. «No existe ya el mayordomo de Downton Abbey. Además, ahí también vemos la figura del ama de llaves que era la desempeñada por la mujer siempre por debajo del hombre. Afortunadamente, esto no es así, y hay mujeres mayordomos». Aunque la figura de Carson esté anticuada, la serie que acaba de estrenar película, da las claves. «Downton Abbey es como la biblia de cómo hacer las cosas. Representa casi la perfección. Se observa el gusto por los detalles, es algo que los mayordomos deben tener en el ADN».

En cuanto a las salidas de la profesión, Orozco asegura que son muchas. «Ya no existen los sirvientes, es un término que hay que desterrar. Los mayordomos encontrarán salida en puestos en hoteles lujosos, yates o viviendas de altos mandatarios». En términos económicos, aclara que «se pueden llegar a cobrar 140.00 euros. Un júnior en un hotel comenzará con unos 1.400 euros, pero con las propinas aumentará mucho su salario. Si hablamos de un sénior, pueden pasar a más de 3.000 euros».

Tomen nota: los mayordomos 3.0 están aquí y tienen mucho futuro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Cómo es el mayordomo del siglo XXI?