Si ya no ligas... la culpa es del Satisfayer

Probamos el juguete de moda. Las millennials se han rendido al Satisfayer Pro 2, un producto que arrasa en ventas y que algunas definen como «magia celestial». Promete transportarte al paraíso. Te lo advertimos, tu vida puede cambiar


Es el juguete erótico preferido en la actualidad y no hay quien se resista a sus encantos. El Satisfayer Pro 2 ha conseguido lo que los hombres no pueden, ponernos a todas de acuerdo. Porque el aparatito logra satisfacer el deseo sexual y con matrícula de honor. Pero, vamos por partes. ¿Qué es?

«Es un succionador. Estimula el clítoris sin tocarlo, de una forma inesperada hasta ahora», anuncian desde la firma. Precisamente por eso, porque no hay contacto, para muchas la primera sensación al usarlo es «un poco extraña». Así lo afirma Paulina, que lo compró aprovechando una oferta. «Su precio habitual es de 49,95 euros y lo lanzaron a 30 euros. Se rompió el stock y por eso se retrasaron con los pedidos, me llegó un mes después. Nada más recogerlo lo probé». En un primer momento, Paulina se sintió decepcionada. «Había leído tantas críticas positivas que no me las creía y cuando lo estrené dije: ‘Ves, no era tan bueno’, pero luego pensé que tenía que estar haciendo algo mal porque no me gustaba nada». Fue entonces cuando buscó ayuda. «Me vi varios tutoriales en YouTube y entonces sí que sí. Flipé», comenta. Tanto flipó que describe lo que sintió así: «¿Sabes cuando un chico te pone mucho, mucho, mucho y piensas que solo con tocarte te vas a morir de placer? Pues sientes esa sensación todo el rato». No suena mal, ¿no? Pues agárrate, que hay más.

«Es magia celestial», comenta Carmen Rosa. Para esta coruñesa de 30 años el juguete es brutal. «Hace lo que los hombres no saben hacer y con la intensidad que los hombres desconocen», indica. Porque ella tiene claro que si un varón no sabe hacer un buen cunnilingus, no es un buen amante. «El Satisfayer sabe hacerlo en el punto exacto para que si quieres alcances el clímax en muy poco tiempo», dice. Porque la duración es uno de los motivos de debate sobre el juguete. Desde la marca aseguran que el 83% de las mujeres han llegado al orgasmo en menos de 2 minutos. Las hay que consideran que ese tiempo no es suficiente. «Si quieres, puedes acabar en pocos minutos, pero depende de ti. En mi caso fui aumentando la intensidad de forma progresiva. Si vas jugando puedes estar hasta diez minutos, como hago yo, que creo que es el tiempo que debe ser», afirma Paulina.

Sin contacto

Pero, ¿cómo te estimula este succionador? «Pones la boquilla del aparato en el clítoris o cerca de él, al succionar es como si te estuviesen haciendo un cunnilingus de una forma muy intensa en el mismo punto. El Satisfayer lo que hace es como soplar, tú lo puedes ir moviendo de sitio y usarlo en diferentes zonas, eso depende de los gustos de cada persona», explica Carmen Rosa. Por su parte, Carla, otra millennial enamorada del juguetito, indica: «Es una sensación extraña porque no entiendes sentir tanto placer si no te está tocando. Es como que sopla, por eso te mantiene tan excitada todo el tiempo, y en el momento que te lo acercas más al clítoris ya llegas al clímax».

Queda claro que el famoso utensilio cumple su función, aunque como nada es perfecto, para algunas tiene unos mínimos defectillos. «Yo creo que, aunque es bastante silencioso, lo deberia ser mucho más porque sigue haciendo ruido», dice Paulina. Por su parte, para Carla es fundamental utilizarlo con lubricante. «Para mí, por lo menos, es muy importante», dice.

En el caso de adquirirlo en tienda física, algunos dependientes sí dan unas pequeñas instrucciones de uso a sus clientes. Es el caso de Beatriz Rodríguez, de Inspiración Boutique Sensual. Ella nos da las claves del famoso aparato. «Es cierto que es un juguete difícil de explicar y al que hay que darle un par de oportunidades, sobre todo si estás acostumbrada a utilizar vibradores. Vivimos en una sociedad en la que la penetración es un tema transversal, pasamos por alto el papel fundamental del clítoris y parece que solo hay orgasmo con penetración», comenta. Cuando el producto llegó a su local, Beatriz recuerda que era muy complicado venderlo «Es totalmente diferente. Me decían: ‘ No es un vibrador, parece un limpiador facial y no lo tengo que introducir, ¿Cómo me va a servir eso?’ Pero esto es como montar en bici, le vas cogiendo el truquillo. Ahora es habitual que las clientas vengan a darte un beso y un abrazo para darte las gracias». Porque el Satisfayer Pro 2 es un bum. «En este momento todo el mundo lo conoce. Desde que las youtubers le fueron dando cancha fue ganando fama y está entre los más vendidos».

En cuanto a los dos minutos, Beatriz explica que «el aparato promete que una mujer alcanzará al orgasmo en ese tiempo, y es posible, pero puedes usarlo más. La nueva versión permite subir y bajar la intensidad, mientras que la primero solo te dejaba aumentarla y para disminuirla tenías que apagar y volver a encender».

Más intenso bajo el agua

De acuerdo con Beatriz, «es un succionador, pero a la vez no lo es, porque un succionador chupa y esto no hace eso. Emite ondas expansivas hacia dentro y hacia fuera, lo que genera un vaivén de sensaciones. Hace que notemos esas contracciones de cuando está próximo el orgasmo. Es una excitación muy sutil, pero muy intensa. Además, el clítoris tiene muchísimas terminaciones nerviosas, lo que hace que cuando hay penetración el contacto pueda llegar a molestar, pero como aquí no lo hay, la sensación es brutal». Para ella, en el caso concreto de este producto, el lubricante no es necesario. «El lubricante es un básico, es como el pantalón negro que todas tenemos en el armario. Va a mejorar la sensación, pero no es indispensable con este juguete». Algo que sí potenciará el resultado es utilizarlo bajo el agua, «porque intensificaremos la sensación».

En cuanto al ruido, la experta considera que «teniendo en cuenta el tipo de motor que necesita para poder emitir esas ondas, está bien. Además, desde la primera versión lo han mejorado y es bastante silencioso. Si vives con tus padres siempre puedes decir que te estás depilando», bromea Beatriz, que confiesa que el nivel de satisfacción de sus clientas es muy alto: «El 95 % están encantadas». Además, lo recomienda con fines terapéuticos. «Es ideal para mujeres con problemas para llegar al orgasmo, de sensibilidad o de libido. Te ayuda a descubrirte, a experimentar sensaciones y a tomar conciencia de que todas podemos alcanzar el orgasmo. Porque en teoría todas somos multiorgásmicas».

«Lo puedes lavar bajo el agua y extraer el cabezal de silicona, que se puede esterilizar. Es muy higiénico. Además, es muy cómodo porque se carga magnéticamente. Aunque sea un juguete «para mujeres, se puede usar en pareja», explican desde Inspiración Boutique Sensual, en donde cuentan con otros productos de la misma firma. «Han sacado otra versión igual, pero con vibración. Para mí le quita un poco la magia, ya que lo interesante es tener esas sensaciones sin que vibre». Hagan caso a la experta porque como dice Beatriz: «Lo bonito es que nadie sabe explicar bien cómo funciona el Satisfayer, pero todas tienen una gran sensación con él». Lo confirmamos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
46 votos
Comentarios

Si ya no ligas... la culpa es del Satisfayer