«Hay que ser feliz; no mañana, no cuando se cure... Hoy»

Ninguno de los guerreros que protagonizan este reportaje se reconocen como valientes, pero vaya si lo son. Adriana lucha contra su cáncer, Eloi acaba de vencer a la leucemia y Begoña intenta superar la pérdida de su hija


Al día siguiente de uno de los innumerables ciclos de quimioterapia que recibió Adriana en el último año, Agar Jordá, su madre, descubrió que sus tres hijos pequeños, incluida ella, habían desaparecido. «Yo oía a lo lejos a Adriana gritando: ‘¡quéeeeee!’. Y al final los encontré a los tres encerrados en el baño con la luz apagada, y les dije: ‘¿qué estáis haciendo?’. A lo que el mayor, Álex, respondió: ‘Estamos viendo si Adriana brilla en la oscuridad. Como nos has dicho que la quimioterapia le da a sus células un poder especial para combatir el cáncer, eso quiere decir que es como un superhéroe. Y queremos ver cuáles son sus poderes’», relata su madre entre carcajadas. Porque esta casa es así, un espacio lleno de amor y de risas. Sin duda, el tratamiento más efectivo.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Hay que ser feliz; no mañana, no cuando se cure... Hoy»