«No me hace falta un tiempo espectacular»

N.S.

María reside en los Países Bajos durante el invierno, pero ha pasado parte de su verano disfrutando de la costa gallega. Sus padres residen cerca de Carballo y ella, acompañada de sus familiares y amigos, ha hecho de la playa de Razo un lugar en el que desconectar y relajarse, algo que continuará haciendo en las próximas semanas. María es una habitual del arenal carballés. Su forma de disfrutar de este paraíso situado en la Costa da Morte va más allá de tomar el sol. «Si hace buen día vengo con mis amigos holandeses que también se encuentran en Galicia», afirma. Si el tiempo no favorece, su compañía suele ser diferente y menos numerosa. «Cuando no hace bueno, vengo con mi perro y paseamos por los alrededores de la playa, no necesito un tiempo espectacular para venir», explica la gallega residente en Países Bajos.

«Aquí estaré en septiembre»

La playa de Razo ofrece numerosas y diferentes actividades para seguir disfrutando del entorno durante este mes. La gran extensión del arenal permite que sean muchas personas las que sigan acudiendo a correr por su kilométrica orilla a lo largo del mes de septiembre. En las zonas verdes que rodean la playa se siguen viendo familias paseando a sus mascotas y, en el agua, se distingue una gran cantidad de tablas de surf, algunas de ellas las de los hijos de María. Para algunos la llegada de septiembre es sinónimo del final de la playa y del buen tiempo hasta el año que viene. Pero en el caso de nuestra abonada a Razo, esto no puede estar más lejos de la realidad: «Seguiré disfrutando de esta playa en septiembre con mis amigos, mi familia y mi mascota». Su vuelta a los Países Bajos tendrá que esperar, y es que aunque le encanta vivir allí, reconoce estar enamorada de su rincón. «Me encanta pasar aquí los días. La gente que vive cerca de Razo y puede venir durante todo el año no es consciente de la suerte que tiene», reitera.

Con el permiso de los jefes, aún queda verano para relajarse. Si hace buen tiempo las playas estarán llenas, y si no siempre habrá gente como María que busque actividades y distracciones para seguir teniendo un pretexto que le permita disfrutar del agua y de la arena, al menos por un mes más.

«Disfruto de Galicia de junio a septiembre»

ADRIÁN VÁZQUEZ / N.S.

Por desgracia para la mayoría, las vacaciones duran un mes o incluso menos. Pero hay algún que otro afortunado como Susana, que disfruta de tener todo el verano de vacaciones. Con tanto tiempo libre podría parecer difícil decantarse por un destino u otro, pero para esta bilbaína eso no es un problema: «Desde hace 20 años veraneo siempre en Galicia», afirma. Siempre entre el Camping Paxariñas y el Paisaxe II, ambos sitios le sirven de refugio desde hace dos décadas y de junio a septiembre para ella y los suyos. «Al principio venía con la familia de mi marido, luego nos casamos, tuvimos niños y empezamos a venir nosotros, en caravana», explica la turista, que reconoce no necesitar un tiempo espléndido para disfrutar de la playa. «Voy aunque no haga sol. Cojo un libro, una silla y disfruto del paisaje», relata.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«No me hace falta un tiempo espectacular»