«Tengo 30 años y tres hijos»


Lo dice con satisfacción: «Tengo 30 años (recién cumplidos) y 3 hijos». Hasta el ginecólogo se sorprendió «qué maravilla, eres del 89, una mamá joven», le comentó. «Los otros padres del grupo de WhatsApp del cole se meten un poco conmigo cuando se enteran de mi edad. Me vacilan bastante», comenta sonriente Jessica Estraviz. La conocí hace una década, más o menos, cuando había sido elegida Miss Galicia. Desde entonces mantenemos el contacto y días atrás me mandó un mensaje privado de Instagram al ver una información en La Voz sobre la edad media de las gallegas para debutar como madres, que cada vez es más alta. «Me gustaría poder reflejar mi opinión, ahora que acabo de estrenarme como madre de familia numerosa», decía. Los pequeños se llaman Mario, Miranda y Marieta. El mayor tiene 5, la mediana cumple 2 en septiembre y la pequeña vino al mundo el pasado mes de mayo, unos días antes de que Jessica cumpliese los 30. «A ver si animamos a la sociedad. Del grupo de mis amigas hay dos que acaban de tener el primero con 29 años. Es cierto que me coincidió que me puse a trabajar muy joven y que me dieron muchas facilidades, de hecho ahora tengo media jornada. Pero me gusta haberlos tenido ya. Se llevan pocos años y cuando yo tenga 40 ellos estarán en la adolescencia y me cogerá con mejor edad. Cuento con la ayuda de mis padres, que también son jóvenes aunque con el hándicap de que todavía están en edad laboral», relata esta madre precoz que trabaja en la clínica Icon dental de A Coruña. Su marido tiene 42 y últimamente se dedica a ir a fiestas de colegas que celebran la llegada a la crisis de los 40. Cuando los cumpla Jessica, sus hijos tendrán 15, 12 y 10. «Siempre quise ser madre joven, aunque con los sobrinos ya estaba feliz. Soy hija única y toda la vida eché de menos tener un hermanito, me encantan los niños», reflexiona. Aunque está en una edad en la que la mayoría de las gallegas ni se plantean tener el primero, ella no tiene pensado por el momento ir a por el cuarto. Y tampoco tiene claro lo de volver a ejercer de modelo. «Me avisaron de alguna cosa, pero entre el trabajo y los niños...», asegura esta mujer que también colabora con su marido en la empresa de accesorios y complementos Mar de Miranda. Y todo con 30 años recién cumplidos.

La fiesta de Imatia

Hay lugares a los que hay que peregrinar al menos una vez cada verano. Uno de ellos es el Náutico de San Vicente. La mayoría del público estaba vestido igual, con prendas blancas estilo ibicenco y unos sombreros tipo panameño con una cinta roja con el nombre de una empresa, Imatia. Fernando Vázquez, fundador de esta compañía tecnológica que cuenta con más de 150 empleados en Vigo y A Coruña, me contó que cada dos años hacen una fiesta privada con los trabajadores para olvidarse durante unas horas de los ordenadores. Contrataron al grupo ferrolano Nuevo Plan, que se nota que tiene oficio y horas de vuelo nocturno. No es fácil satisfacer a todo el mundo cuando avanza la madrugada, pero ellos lo consiguieron. Salí de allí con el sombrero de Imatia camino del cercano Náutico de Pedras Negras, que está muy cuidado aunque se echa de menos a Ignacio Montenegro, el que fue presidente del club, fallecido la pasada primavera. A la luz de la luna fui tarareando la de el tiempo pasa tan despacio en Sildavia de la Unión, que versionaron los de Nuevo Plan. Y me di cuenta de que en Sildavia sí, pero aquí cada vez pasa más rápido, sobre todo si no tuviste los niños a la edad de Jessica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

«Tengo 30 años y tres hijos»