¿Es mejor el agua mineral que la del grifo?

NOS MOJAMOS Dos nutricionistas responden qué agua es más adecuada para beber y para cocinar. «Galicia no tiene las mismas aguas que Levante», subrayan desde el Chuac. Y esa diferencia se nota en el sabor y el color


Que corra el agua, pero con sentido. El sabor del café, del té y de los alimentos que cocinas depende del agua que usas. ¿Del grifo o mineral? No entramos en marcas. «El agua del grifo y la embotellada se diferencian en el sabor. En la del grifo, hay que distinguir entre aguas duras y blandas. En Galicia las tenemos blandas, lo que quiere decir que son aguas con pocos minerales, y el sabor que dejan es mínimo. En cambio, en la zona del Sur o de Levante el sabor que el agua le deja a la comida, al ser aguas duras, se nota en la comida», apunta Sonia González, del departamento de Nutrición del Chuac. «El sabor de la comida es diferente, hay que tener paladar», subraya la nutricionista Fátima Branco, que advierte las diferencias básicas entre agua del grifo y mineral. «La embotellada es agua subterránea no sometida a ningún tratamiento de depuración, mientras que la del grifo se somete a un proceso de potabilización en pozos, pero que no elimina los metales pesados», explica la dietista.

En EE.UU. se ha publicado recientemente un estudio que comparó infusiones de té elaboradas con agua del grifo y otras con mineral. En una muestra de cien personas habituadas al té sin leche y sin azúcar, que podían apreciar bien su sabor, se concluyó que gustaba mayoritariamente la infusión de agua del grifo. Sin embargo, era la que tenía menos antioxidantes. «El agua del grifo que utilizan en EE.UU. viene siendo como la de Levante en España, un agua dura, que extrae pocos antioxidantes de la hoja del té. En Galicia, con agua blanda, no hay este problema, así que la diferencia sería mínima», dice González.

«Aquí tenemos la suerte de que el agua es blanda, apta para el consumo y para cocinar los alimentos a diario. Es perfecta», asegura, una visión en la que coincide Fátima Branco.

Si el agua del grifo te sabe a metal, deberías revisar la antigüedad de las tuberías. Si tienen muchos años pueden pasar plomo al agua y en este caso la del grifo no sería la mejor opción.

VERDURAS MÁS VERDES

Si las tuberías están en buen estado, las propiedades saludables de los alimentos no cambian, indica la nutricionista del Chuac. Su color sí acusa diferencias por el agua. «Prueba a cocinar verdura verde con agua mineral, no pierde color, algo que ocurre con el agua del grifo», dice Branco. Si es para beber, mejor a sorbos. «La pauta sería beber más veces menos cantidad», apunta Sonia González.

El agua gallega es óptima para beber y cocinar. Y nuestras expertas eligen la del grifo sobre la mineral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Tags
Comentarios

¿Es mejor el agua mineral que la del grifo?