Las parejas con más futuro salen de Tinder

TÚ PENSANDO que esto iba de andar de flor en flor y resulta que estás jugando con fuego. Las relaciones que salen de las aplicaciones para ligar son las más estables


Si eres tímido, no sales de copas y trabajas más que una guionista de Netflix, las apps para ligar son tu solución. «A mí me han funcionado», afirma Laura Martínez, que conoció a su pareja, padre de su hijo de dos años, a través de Tinder. Su caso es prototípico de las relaciones modernas. Ambos rondan los 40 años, se pasan horas y horas en la oficina y han entrado en una etapa en la que salir de noche no es una necesidad imperiosa. Más bien, lo que les da es bastante pereza. «Solo bajaba de vez en cuando con los compañeros de la oficina, pero tengo como máxima no mezclar mis relaciones personales con las del mundo laboral. Donde trabajo, no mezclo».

Así que, como Laura no quería acabar enrollada con el responsable de ventas de su empresa, decidió probar suerte con las aplicaciones para ligar a través de Internet. Y le salió bien. ¿Ventajas? La criba previa. Te da la oportunidad de hacer descartes a tiempo. Muchos se pasan horas intercambiando fotos, chateando o charlando por videoconferencia antes de llegar a la cita de la desvirtualización. «Eso me permitió descartar a un montón de gente con la que habría perdido mucho tiempo antes de llegar a conocerlos de verdad», asegura Laura, para quien ya ha llegado el momento definitivo de borrar su perfil.

«AFINAS MÁS»

Aunque muchos piensen que las plataformas digitales solo son para ligues de onda corta, los expertos aseguran lo contrario; generan las relaciones más estables y duraderas. Jouse Ortega y Philipp Hergovich (economistas de las universidades de Essex, Reino Unido, y Viena, Austria, respectivamente) publicaron en octubre del 2017 un estudio en el que, tras evaluar 19.000 matrimonios, concluyeron que los que surgieron de las citas online eran mucho más sólidos que los de un escenario tradicional. «Si lo que quieres es encontrar pareja y no un rollo de una noche, la búsqueda por Internet es más efectiva, porque las personas empiezan a conectar entre sí mediante el diálogo». Así lo asegura Eliana Oliveros, consultora experta en desarrollo personal y en terapia de pareja: «Es como que Internet les permite dejar atrás complejos y creencias instauradas y, al empezar desde cero el proceso online, se dejan conocer y se abren más». Esta formadora y conferenciante explica que las relaciones salidas de Internet son más duraderas porque, cuando llegas a quedar por primera vez físicamente con tu media naranja, ya estás mucho más unida a esa persona. «Sabes cómo piensa, cuáles son sus inquietudes y sus valores. En persona, lo primero que te entra es el físico. Si este ya no te gusta, ya no te das la oportunidad de conocer a ese posible compañero».

En su caso, la coruñesa Marta Álvarez partía de un amargo divorcio y dos hijos. Ella no tenía problema por salir de noche, cosa que sigue haciendo en la actualidad, -de hecho, es fácil verla en el pub Rialto, donde reconoce que «se liga mucho»-, pero se dio de alta en Badoo porque «quería probar una nueva experiencia en la vida». Tenía la curiosidad. Y, casi sin quererlo, apareció su actual pareja, con la que lleva saliendo ya un año y medio. También divorciado y con tres hijos, el susodicho ronda los 50, no fuma y le da mucha importancia al deporte. Marta está esperanzada. Cuenta que se llevan francamente bien y que la cosa va para largo. «Después de una separación, es muy difícil encontrar algo duradero. Y con estas aplicaciones se afina más», explica. «Puedes llegar a saber qué ritmo de vida hace y cuál es su enfoque vital… Yo, por ejemplo, buscaba a alguien con título universitario. Si no lo tenía, ya lo descartaba», afirma sincera. «Y quería alguien con hijos, porque creo que eso te da otra forma de pensar, estás más acostumbrado al mogollón y a la vida agobiante y estresante».

Y es que, en las app para ligar, cada uno encuentra lo que quiere. Hasta relaciones a distancia buscadas a propósito. Patricia es otra coruñesa recién separada a la que le interesa conocer gente de otra ciudad, porque no desea una pareja que la atosigue. «No quiero tenerlo a todas horas pegado a mí». Así que se metió en Meetic y ahí lleva ya unos cuantos meses, buscando ligues por Pontevedra y Vigo para quedar con ellos a varios kilómetros de casa.

MERCADO DE ESCARCEOS

Conste que lo que más abunda es el mercado de los escarceos, claro está. Aquí es donde tenemos al clásico que va de flor en flor y a la típica que utiliza estas plataformas digitales para tener tema solo cuando le apetece. Se agradece que, si juegas en esta liga, lo dejes bien clarito antes de embarrar el campo. «Si van a lo que van, conviene que lo especifiquen en su perfil», advierte Marta. Te evitarás decir: ¡Cuánto tiempo perdido en conversaciones de pub que no llevaron a ninguna parte!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Las parejas con más futuro salen de Tinder