«¡Cómo le vamos a poner Lanzada!, ¿y si nos sale tímida?»

Lanzada Calatayud lleva con humor el nombre que sus padres eligieron para ella


«Miña Virxe da Lanzada que ollaches o meu amor, se me dás unha filliña o teu nome heille de pór, para que ame este penedos, esta area e este mar, para que ame esta praia como amou a súa nai». Con estos versos tan emotivos explicó la madre de Lanzada Calatayud, Maruja Álvarez, a su hija los motivos de ponerle un nombre tan atrevido. El poema lo escribió en el año 69 cuando se casó y se tuvo que ir de O Grove, su tierra natal. Ella decidió este nombre por amor a esta playa y a este lugar tan especial, que fue testigo también de la petición de mano que el padre de Calatayud le hizo a su madre: «¡Cómo le vamos a poner Lanzada!, ¿y si nos sale tímida?», le espetó el hombre de raíces valencianas a su mujer. Pero no hubo negociación posible. Ella tuvo clarísimo que su hija se iba a llamar Lanzada.

«Imagínate el cachondeo, sobre todo, en Cádiz, donde viví algún tiempo. Es más, a partir de las dos de la madrugada me cambiaba de nombre y decía que me llamaba Lola. Cuando vine a Galicia pensé que la cosa mejoraría, pero fue incluso peor», asegura entre risas la que ahora es gerente del Consorcio de Turismo de A Coruña.

Nunca le ha reprochado a su madre que le pusiera este nombre tan singular y reconoce que no ha encontrado a nadie que se llame como ella: «Me gusta mucho el nombre de Lanzada», aclara, porque ella mejor que nadie puede comprender el sentimiento que quiso transmitirle su madre: «Imagínate, siento la conexión con ella, con el Atlántico que me vio crecer, con la felicidad salada de mi infancia... es una playa con un poder brutal. Siempre que vivía fuera y pensaba en Galicia, lo que me venía a la mente y al alma era la imagen de la playa», explica esta mujer que cuando tiene posibilidad acude al arenal pontevedrés a reencontrarse consigo misma. Para ella, igual que para su madre, A Lanzada es su reino emocional y todos los 31 de diciembre acude a darse el último chapuzón del año: «El agua no está mucho peor que en verano», asegura. ¡Uff, qué frío solo de pensarlo!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«¡Cómo le vamos a poner Lanzada!, ¿y si nos sale tímida?»