La gallega que recorre el mundo con los Playmobil

NO SIN MI «CLICK» Cuando viaja, además de elegir la ropa, Bea Crespo escoge también el muñeco que mejor cree que se adaptará al destino. De esta manera, da rienda suelta a su imaginación y guarda como recuerdo unas fotografías en las que sobra originalidad


Desde hace cinco años, cuando viaja, Bea nunca se olvida de sus clicks. Y es que, al final, siempre acaban saliendo más que ella en las fotos de recuerdo. «Yo de pequeña jugaba con ellos, pero sin más, como cualquier otra niña», recuerda sobre su primera toma de contacto con los Playmobil. Pero mucho después, la página I Love Clicks, en Facebook, cambió su forma de verlos. Las publicaciones de esta iniciativa -ahora ya casi no tiene actividad- mostraban temas de actualidad ilustrados con los famosos muñecos. Además, abrieron la sección Clickeros Viajeros, a través de la que los seguidores enviaban sus propias fotos. «Algunas muy normales y otras muy curradas, pero me gustaba mucho verlas, me parecían muy graciosas», cuenta.

 

Así que esta ferrolana de 40 años, Beatriz Crespo Rosas, se decidió a comprar su primer click, un guerrero. «Dije: ‘Me voy a comprar uno y así me lo llevo cuando me vaya de viaje’», relata. La primera foto fue en el castillo de San Felipe, en su ciudad. Sin embargo, para un tipo de paisaje como la playa «no pegaba mucho». «Entonces compré otro, y luego otro, y otro, y me empezaron también a regalar. Y así empezó un poco esta afición», cuenta. Al principio, colocaba al Playmobil en un paisaje y disparaba, pero ahora añade originalidad en cada instantánea. Le gustan mucho, por ejemplo, las fotos con los muñecos de espalda o que estén haciendo algo, «no solo posando». «Se podría decir que me profesionalicé, entre comillas. Veo las fotos del principio y las comparo con las actuales, y las de ahora tienen mucho más rollo», valora.

No obstante, para el álbum tan curioso que ha creado, ha sido imprescindible otra afición: viajar. «Me encanta. Y cuando viajo, según adónde vaya, me llevo un click que tenga que ver con el sitio. Entonces, si voy a Canarias, uno que tenga bañador o un surfista. Incluso aunque sea por aquí cerca, si sé que voy a ir a un sitio y tengo alguna foto en la cabeza, también llevo alguno», añade. De esta manera, en su Twitter (@beacrespo22), el único perfil que tiene público, se pueden ver sus Playmobil en sitios como la playa de Doniños (Ferrol), Perlío (Fene), Pontedeume, Sabón y Repibelo (Arteixo), A Coruña, Combarro, el mirador de Samieira (Poio), la Illa de Ons, Lapamán (Marín), el Camino y la catedral de Santiago, los cañones del Sil... Y no solo en Galicia, también en Fuerteventura, Albacete, Ciudad Real, Cantabria, Madrid, Lisboa, Milán, Estados Unidos, Indonesia, y un largo etcétera. Principalmente, en entornos naturales, como las playas, pero también en monumentos y otros lugares.

Una de sus favoritas es en Campo de Criptana, donde un click se convirtió en el Quijote. Todo, solo con un iPhone y siendo «muy poco amiga de los retoques». «En las redes ya me dicen por qué no hago esta o aquella foto, o incluso me encargan alguna», asegura. Y eso que es una afición que exprime en los días libres que le deja su trabajo en la sección logística de Inditex. «La primera que se divierte con esta afición, digamos peculiar, soy yo. Es una forma de dar rienda suelta a la creatividad. Y no pretendo nada más. Simplemente, me divierto, me encanta la fotografía en sí, a la gente le gusta, y es estupendo», concluye Bea.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La gallega que recorre el mundo con los Playmobil