Coge el dinero y corre

A VIVIR QUE SON DOS DÍAS Muchos divorcios se convierten en un auténtico seguro de vida para uno de los cónyuges. Te mostramos algunos ejemplos de las rupturas que más ceros han sumado a la hora de hacer el reparto


Para muchos famosos el divorcio se convierte en el negocio de su vida, un cheque casi en blanco con el que mantener el elevado nivel de vida y, por qué no, también muchas de las excentricidades a las que están acostumbrados. Prueba de ello, son los innumerables divorcios millonarios que se han firmado en las últimas décadas. Él último conocido: el del hombre más rico del mundo, Jeff Bezos con MacKencie Bezos, y que va camino de convertirse también en el más caro. El separado matrimonio se repartirá más de 120.000 millones de euros. Una cifra que garantizaría el futuro de muchas generaciones, pero que puede durar un suspiro en las manos (in)adecuadas.

La infidelidad del dueño de Amazon no es la única que sale a precio de oro, solo hay que reparar en el divorcio entre Mel Gibson y Robyn Moore, después de que el actor dejara embarazada a la cantante rusa Oksana Grigorieva, que está considerado el más caro de Hollywood. El actor y director de Braveheart tuvo que ingresar en la cuenta bancaria de su exmujer, con la que tuvo siete hijos, 450 millones de euros, dos casas en Malibú (California) y la mitad de todas las ganancias de sus películas.

El caso de Angelina Jolie y Brad Pitt todavía no está resuelto. Desde que anunciaron el final de su matrimonio en el 2016, aún no se ha podido poner precio a su separación, pero el acuerdo podría estar cerca entre esta pareja que ahora antepone el bienestar de sus seis hijos al número de ceros que se van a repartir. Distintas publicaciones aseguran que podría haber acuerdo entre ambos después de que Pitt solicitara la custodia compartida y Jolie quisiera la completa de los niños. La fortuna de uno de los matrimonios más famosos de Hollywood se estima en 400 millones de dólares.

El golfista Tiger Woods y la modelo sueca Elin Nordegren también protagonizaron una de las rupturas más escandalosas al destaparse las continuas infidelidades del deportista y sus adicciones. Su mala vida le costó cerca de cien millones de euros. Un poco más caro salió el divorcio entre Michael Jordan y Juanita Vanoy, que se saldó con 145 millones de euros, después de que ella confirmase las infidelidades del deportista a través de un detective privado. Unas deslealtades que se han convertido en un auténtico seguro de vida.

ELLAS TAMBIÉN PAGAN

Pero no solo ellos han tenido que abrir la chequera para deshacerse de su media naranja. Madonna también abonó al director de cine Guy Ritchie cerca de 70 millones de dólares tras anunciar su separación en el 2008. No en vano él todavía asegura que «no se arrepiente» de haberse casado con la popular cantante. En el caso de Antonio Banderas, Melanie Griffith se llevó del actor malagueño 60.000 euros de pensión mensual, una casa en Colorado y un cuadro de Picasso.

¿Y en España? ¿A cómo va el divorcio? El juzgado acordó el pasado año que el divorcio entre Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, se salde con 75.000 euros mensuales de pensión a su exmujer Astrid Gil-Casares. Las dos hermanas Koplowitz, Alicia y Esther, forman parte del grupo de los pagadores al abonar a los Albertos, Cortina y Alcocer, doce millones de euros a cada uno y la participación en sus respectivas empresas. También es singular la ruptura entre Alberto Palatchi, exdueño y expresidente de Pronovias, y su ya exmujer Susana Gallardo, exvicepresidenta de la compañía. La repartición de los bienes de una de las parejas más ricas de España -su fortuna se estimó, según Forbes, en 750 millones de euros- permitió que Palatchi se quedara en el domicilio familiar, mientras que Gallardo se instaló en un piso en Barcelona y mantuvo la casa de verano de Menorca. Pero el divorcio provocó la venta del grupo Pronovias a un fondo británico por 550 millones de euros, según informan varias publicaciones.

DIVORCIOS DE MILLONES

1. MICHAEL JORDAN (2002)

La exmujer de Michael Jordan, Juanita Vanoy, recibió 145 millones de euros.

2. RAFAEL DEL PINO (2017)

La Audiencia de Madrid acordó que el presidente de Ferrovial abonase a su exesposa, Astrid Gil-Casares, seis millones de euros y 75.000.

3. MEL GIBSON (2009)

Gibson pagó a Robyn Moore 450 millones de euros y la mitad de todas las ganancias de sus películas. Fue el divorcio más caro de Hollywood.

4. MADONNA (2008)

La cantante dio cerca de 70 millones de euros al director de cine Guy Ritchie.

5. DIVORCIO EN PRONOVIAS (2017)

El divorcio entre el dueño de Pronovias, Alberto Palatchi, y Susana Gallardo, expresidenta del grupo, fue uno de los más sonados dentro de nuestras fronteras. Su fortuna se estimó en 750 millones de euros.

6. ALICIA KOPLOWITZ (1990)

Alicia Koplowitz pagó a Alberto Cortina, doce millones de euros. 

7. ESTHER KOPLOWITZ (1990)

Esther Koplowitz abonó a Alberto Alcocer la misma cantidad que su hermana a su exmarido.

8. ANTONIO BANDERAS (2014)

Melanie Griffith se quedó con una casa, un cuadro de Picasso y 60.000 euros de pensión mensual. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Coge el dinero y corre