Everybody a Vigo!

VERY WELCOME, que esto no es Nueva York pero casi. El despliegue de luces de Vigo va camino de deslumbrar al de otros países. Con nueve millones de bombillas y el árbol más alto que nunca, en la calle Príncipe everybody dice... Happy Christmas!


Ni el mismísimo Lennon hubiera sido capaz de imaginar que su villancico sería la banda sonora del brutal encendido de un árbol que ya le gustaría al del Rockefeller Center. La Navidad en Vigo se ha superado un año más. Nueve millones de bombillas led, 307 calles iluminadas con 1.478 arcos de luces, un árbol metálico de 31 metros de altura en pleno kilómetro cero de la Porta do Sol. Un muñeco de nieve y un farol gigantes, una enorme caja de regalo, un poblado navideño con estación de esquí, un tren, un belén de cien metros cuadrados... Y, por supuesto, una bola grandísima a la que se puede acceder por dentro. Allí es donde nos esperan Tania, Brendan y Raquel -que sostienen a su hijo Mario- y, a la derecha, Berto. Que Mario esté en el punto más alto de la imagen no es casualidad. Estas son sus primeras Navidades, y su madre dice que no le llegan los ojos para tanta luz: «Él alucina, se queda tan atento mirándolas que cuando le hablas ni se gira». Vamos, que al bebé le pasa lo mismo que a cualquiera que se tope con la decoración de la calle Príncipe por primera vez. Allí estaba de primero también el día en que Caballero encendió las luces, y cogerá su primer avión en breve para pasar en Londres la Nochebuena y comprobar, de primera mano, si hay razón para el pique. Teniendo en cuenta que la iluminación de la ciudad olívica de este año fue colocada por la misma empresa que se encargó hace dos de la de la Quinta Avenida de Nueva York, en Times Square no tienen nothing que hacer contra Vigo.

No hay Navidad sin regalos, y para muestra este enorme paquete.

Vista de las luces en la que destaca la gran bola que cambia de color.

La Calle Príncipe es el eje central del alumbrado. Aquí, bola en primer plano con el árbol gigante al fondo.

Este muñeco de nieve tiene 9,5 metros de altura.

 Otros destinos de flash

Recorremos los mejores alumbrados del mundo y los medimos con Vigo, a la que ya venden como la nueva escapada fotográfica. Si quieres respirar Navidad, tienes que viajar a estas ciudades antes de que los Reyes se vuelvan a Oriente.

Nueva York

Que tiemble Trump, porque el alumbrado neoyorquino sigue deslumbrando, pero le ha salido un competidor en Galicia. En la imagen, el Rockefeller Center Christmas Tree Lighting, la ceremonia de encendido con proyecciones en las fachadas y un espectáculo interactivo presidido por el gran abeto natural que destaca en medio de una plaza en la que hasta los árboles brillan.

Bruselas

El árbol de Navidad es tradición en medio de la Grand Place, uno de los lugares más emblemáticos de la capital belga y el que acoge el Northern Lights, un espectáculo de luz y sonido 360°. Otro de sus grandes atractivos es el Mercado de Navidad de Bruselas, que estará instalado hasta el 6 de enero y está considerado uno de los más grandes de Europa con más de 200 casetas en diferentes localizaciones.

Núremberg

Si Alemania es un destino navideño de excepción por sus mercadillos, el de Núremberg es de visita obligada por su corte tradicional alemán y la posibilidad de probar en él delicias como el glühwein (vino caliente), el pan de jengibre o las famosas salchichas bratwurst. Además, puedes realizar un recorrido por la ciudad en antiguas diligencias y disfrutar de las nostálgicas canciones de Navidad que el cochero toca con la trompeta. 

París

Si París ya es por sí misma una ciudad para soñar, el alumbrado de Disneyland te mete de lleno en el cuento. Desde principios de diciembre, el Ayuntamiento de París decora 125 calles que cada año esperan al encendido de los Campos Elíseos para alumbrarse. En Disneyland se celebra la famosa Navidad Encantada con un espectáculo que cambia anualmente por estas fechas y una decoración que envuelve todo el parque. Tienen hasta una cabagata de Disney.

Londres

Carnaby St es la encargada de dar el pistoletazo de salida a la Navidad junto a Oxford y Regent St. A partir de ahí, toda la ciudad se enciende sin olvidar una de las plazas más famosas del mundo, Trafalgar Square, que añade otro motivo de peso para no dejar de visitarla en esta época: su imponente árbol navideño de 20 metros de altura.

Medellín

Desde hace 51 años, el alumbrado de Medellín es un regalo de Empresas Públicas de Medellín (EPM) a la ciudad. Treinta y cinco mil figuras luminosas artesanales y 26 millones de bombillas led dan vida a los Alumbrados Navideños de Medellín, que este año rinden tributo a las maravillas naturales de Colombia y su biodiversidad bajo el lema «Colombia, paraíso mágico de luz en Navidad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Everybody a Vigo!