Los niños juegan al Monopoly gallego

¿Y SI VENDEMOS LAS CÍES? La nueva edición del tablero de propiedades inmobiliarias te invita a comprar y vender la catedral de Santiago, la torre de Hércules, la playa de As Catedrais o un pulpo á feira. Un recorrido por la cultura y la gastronomía, con las reglas de siempre, para lanzar los dados con la sensación, más que nunca, de jugar en casa


En una época en la que darle una vuelta a lo tradicional está de moda, el Monopoly también ha sabido reinventarse a través de sus ediciones. Con la misma esencia, el mismo tablero y las mismas reglas de siempre, pero con un cambio de contenido, que ahora indaga en los rincones e iconos de las regiones españolas. Así, a las modalidades de este juego especializadas en Disney, Los Simpsons o Harry Potter -por poner un ejemplo de las decenas que existen-, ahora se añaden las islas Canarias, el País Vasco, Cantabria y, desde este mes, Galicia. «Estudiamos dónde creemos que tiene sentido implantarlo y Galicia tiene una riqueza brutal de historia, cultura y gastronomía. Creo que no nos equivocamos», valora Fernando Sanz, de Winning Moves, la empresa aliada con Hasbro que se encarga de fabricarlo y distribuirlo.

Así que el Monopoly gallego ya es una realidad. «Galicia, un antigo reino no noroeste, onde a forza dos ventos transportarate ata converterte en peregrino. Poderás intercambiar a maxia e o misterio coma unha fada ou un trasgo e verte reflectido no máis transparente dos seus mil ríos. Monopoly Galicia levarate ata a fin da terra coñecida e durante O Camiño ensinarache o encanto das súas tradicións. As súas pontes, illas e verdes acantilados agárdante...», se presenta el juego en su caja contenedora. Todo el material está tanto en castellano como en gallego -salvo los nombres propios de las casillas- y todo tiene que ver con Galicia. Por eso, hay 32 casas «agora chamadas hórreos» y 17 hoteles «agora chamados pazos». El «emocionante xogo das propiedades inmobiliarias», como se define, anima a «arriscar e investir en hórreos e pazos para superar aos teus opoñentes».

Atendiendo al tablero, hay un claro protagonista: Santiago de Compostela, con hasta seis referencias. Para empezar, es suya la casilla más cara, la catedral de Santiago (400 dólares de Monopoly, a partir de ahora los nombramos como M), cuya imagen también ocupa una gran parte de la zona central del tablero. Asimismo, también está la casilla Peregrinos (280 M), la Misa del Peregrino (260 M), el Camino de Santiago (260 M) -el botafumeiro y el mojón sobresalen también en el centro-, la Fiesta de Santiago Apóstol (140 M) y la Cidade da Cultura (60 M). Además, las tarjetas de la Caja de Comunidad y Suerte felicitan porque «as túas rutas guiadas polo Camiño de Santiago son todo un éxito», porque «conseguiches a compostela» o «polo teu incrible artigo sobre a catedral de Santiago».

Mientras, las imágenes del centro del tablero también incluyen el Castro de Santa Tecla (100 M) -escrito así-, al que también se le hace referencia en las tarjetas: «A túa fotografía de Castro de Santa Tecla gañou un premio». Entre las estampas destacadas están igualmente las Cíes (180 M), cuya alusión en los cartones es negativa: «Invita aos teus amigos a unha viaxe en barco ás Illas Cíes. Paga 50 M a cada xogador». Y el conjunto de instantáneas centrales lo completan As Catedrais (200 M) -«paga 50 M por unha excursión á praia das Catedrais», dice una tarjeta- y Finisterre (180 M), así escrito. Mientras, en el exterior de la caja también sobresale la torre de Hércules, que es la segunda propiedad más costosa (350 M), con cita en la Caja de Comunidad: «A túa reportaxe sobre a torre de Hércules gañou o 1.º premio no concurso de excursionistas»; y el Puente del Milenio de Ourense, que es el título más económico (60 M).

VARIOS CONCELLOS

Entre las propiedades más caras, después de las citadas, están Ribadeo (320 M), Combarro (300 M) y Allariz (300 M). «Estás convidado a Combarro. Recibe 100 M», referencia una tarjeta. A continuación, aparecen Queimada (240 M), Godello-Mencía (220 M) y Pulpo á Feira (220 M). «Organizas unha degustación de Polbo á Feira» o «Degusta a gastronomía local e goza duns viños Mencía e Godello» son las citas en los cartones. El tablero lo completan Carnaval Provincia de Ourense (160 M), Meigas e Fadas (140 M), Ribeira Sacra (120 M) y Os Ancares (100 M). Asimismo, también hay Puerto (200 M), Compañía de Aguas (150 M), Barco (200 M), Aeropuerto (200 M), Compañía de Electricidad (150 M) y Estación (200 M). Un buen compendio de casillas, en las que más de uno echará de menos algún elemento, pero que recogen la esencia de Galicia. El juego aparecerá, seguro, en más de un árbol de Navidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Los niños juegan al Monopoly gallego