¿Qué engorda más, la sacarina o el azúcar?

REDUCE TUS NIVELES DE GLUCOSA Aunque el mejor sustituto del azúcar es aquel que no existe, los edulcorantes artificiales no son una mala opción. Como su capacidad de endulzarte el café es muy superior, necesitas ingerir una cantidad mucho menor para lograr ese sabor azucarado (del que también te puedes desenganchar, por cierto)


Queridos fans de la sacarina: no vais mal encaminados. Aunque lo ideal para la salud es no endulzar más los alimentos y recuperar su sabor original, una buena alternativa a ello son los edulcorantes artificiales. Por que sí, digámoslo bien alto y claro: «El azúcar engorda más que la sacarina». Así lo afirma la jefa del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de A Coruña (Chuac), Teresa Martínez Ramonde: «La capacidad para edulcorar de la sacarina es muy superior. Se necesitan cantidades muy pequeñas para conseguir el mismo efecto».

Para comprobarlo, solo hace falta ir a las cifras. Un gramo de sacarina aporta 3 calorías a nuestro organismo, pero su poder endulzante es equivalente al de 10 gramos de azúcar, que suponen 40 calorías. «El nivel calórico de la sacarina es prácticamente 0. Y su capacidad para endulzar es muy grande». En eso se basa su éxito. Aún así, algunos edulcorantes artificiales son más energéticos que otros. «Nosotros el que más recomendamos en el hospital es el aspartamo”, añade Ramonde.

¿GRASA O AZÚCAR?

Lo único que no engorda es aquello que no comes. Sí, parece que nos hemos colado en la consulta del nutricionista, pero este es el axioma con el que debemos enfocar el tema: «Es como aquel sketch de televisión en el que un hombre se ponía ciego a comer en un restaurante y al final le pedía al camarero sacarina para su café», recuerda la doctora Martínez Ramonde. «Eso es ridículo. Los pasteles engordan más por la grasa que tienen que por el azúcar».

Ahora bien, cuando pedimos un café con sacarina, ¿estamos tomando un producto igual de sano o dañino para nuestro cuerpo que si le echamos a la bebida un terrón de azúcar? Pues más o menos igual. Si siempre tomas las proporciones o dosis autorizadas y recomendadas para cada día por la Organización Mundial de la Salud, no hay ningún problema. Los aditivos son seguros. «Ahora claro, si te tomas el bote entero de edulcorante, pues no».

A nivel saludable, ¿son los mejores sustitutos del azúcar? Depende de si el resto de nuestra dieta es sana. No pienses que por echarle edulcorante a tus recetas, todo lo que comas se va a convertir en adelgazante así por arte de magia.

En lo que coinciden la mayoría de los expertos es en el «sin azúcar». La mejor opción es no echar mano del azucarero, claro está. «Yo, por ejemplo, no lo consumo», aclara Teresa Martínez Ramonde. «Me tomo el café sin nada. Solo le echo un poco de azúcar en caso de que el café sea malo, pero para disimular su sabor», aclara la experta en endocrinología. «Y a todo se acostumbra uno», añade la especialista. Esto es casi como desintoxicarse del tabaco. Los primeros días, no hay producto que le siente bien a tu paladar, pero, al cabo de un tiempo, vuelves a recuperar el auténtico sabor de los alimentos. Si no eres capaz, siempre puedes optar por un edulcorante artificial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Qué engorda más, la sacarina o el azúcar?