¿Cuál es la mejor crema solar para bebés?

EL FACTOR EDAD ES DECISIVO Y hay más. La OCU se ha mojado eligiendo las mejores cremas para los pequeños, pero los expertos difieren en su valoración. Las recomendaciones pasan por evitar la playa antes del año y usar protectores con filtros físicos. ¿Con echarse la crema 5 minutos antes basta? Los dermatólogos responden


La playa puede ser un juego, la salud de la piel no. Y la edad de las primeras exposiciones al sol sobre la arena es decisiva. «Un bebé o un niño menor de un año no pinta nada en la playa», asegura Eduardo Fonseca, al frente del Servicio de Dermatología del Chuac. «Otra cosa es que haya circunstancias de tipo familiar que pasen por llevarle a la playa». En este caso, hay que extremar el cuidado, procurar la sombra, hidratarse y evitar las horas centrales del día (de 12.00 a 17.00).

Antes de los 6 meses no procede exponerse al sol, concuerda Hugo Vázquez Veiga, jefe de Dermatología del Chus, que señala que la duda para estrenarse bajo el sol está entre los 6 meses y el año. «Pero nunca debe haber una exposición directa al sol. Yo, personalmente, esperaría hasta que cumpliesen el año para llevarlos, porque así su piel habrá desarrollado unos mecanismos defensivos y estará más madura», afirma.

Hace una semana asistimos a la caída del mito que apunta que debemos aplicar la crema media hora antes de bajar a la playa. «No es un mito, debemos seguir en la misma línea. ¿Qué ocurre? Que se ha demostrado que llega con aplicar el protector 5 minutos antes si la piel está seca, pero en cualquier caso hay que aplicarla antes de ponerse al sol. No vale con llegar, extender la toalla, fijar la sombrilla y ya después echarse la crema», dice Hugo Vázquez.

Hay pautas que seguir además del factor de fotoprotección +50 bajo el sol. Las cremas más adecuadas para los niños no llevan perfume, conservantes ni parabenos. Y cuando se trata de los más pequeños es aconsejable, según los dermatólogos, usar protectores con «filtros físicos», adecuados para la piel sensible e inmadura de los niños. «El filtro físico, el mineral, se puede usar toda la vida. El óxido de hierro, el dióxido de titanio, la mica machacada, el caolín o el talco son sustancias que se utilizan como filtros físicos. Hacen una crema que es difícil de aplicar, que queda muy pastosa, pero protege bien. No es estético, pero cuando lo tenemos un poquito lejos también sabemos que el niño que brilla mucho es el nuestro. Cal é o meu? O que brilla máis que os outros! De ahí viene el llamado efecto pantalla, que lo que hace es reflejar la luz. Con filtros físicos la seguridad del bebé está garantizada cien por cien», afirma Hugo Vázquez. En los niños pequeños, en primer lugar, la exposición al sol debe ser muy controlada -expone Fonseca-. Y no es suficiente con usar fotoprotectores. Hay que llevar ropa adecuada, gorros, sombrilla. En ningún caso procede que los niños estén a pleno sol. Se trata de minimizar la exposición». Según el dermatólogo del Chuac, comprar protectores con filtros físicos es la regla general para niños menores de 7 años: «La piel de los niños tiene una capacidad de absorción altísima, y las marcas de cierta garantía, para niños, utilizan exclusivamente filtros físicos».

TIENEN FECHA DE CADUCIDAD

Hay que leer la letra pequeña y revisar qué es adecuado y qué no de lo que entra por los ojos o cae en el carro por el efecto márketing. En esta línea recomienda disfrutar la playa Lucía Galán, «Lucía mi Pediatra» en la Red, y autora de El viaje de tu vida, quien subraya que se debe ofrecer agua a los niños con regularidad y recomienda cremas protectoras con filtros físicos entre los 6 meses y los 3 años. La piel tiene memoria, recuerda Lucía Galán. «No veremos a niños con melanoma, pero si han estado expuesto al sol durante años sin protección, su riesgo de padecerlo de adultos será más alto». Aparte del fotoprotector adecuado, dice, conviene tener en cuenta que las cremas solares duran 12 meses. Una vez abiertas, el transcurso de un año, caducan.

La mejor crema solar para la piel varía con la edad. Conforme los peques crecen, podemos pasar por alto lo de los «filtros físicos», centrarnos en el +50 y guiarnos por la selección de la OCU, que dermatólogos como Hugo Vázquez no valora como referente. «No sé con qué criterios se hace la selección, pero los resultados son curiosos...», apunta.

Atrás quedan los inconscientes 80 en los que la lata redonda azul de hidratante era el acelerador morenil y el «¡zanahorias, qué bronceado!» el hit de los que querían tostarse al sol. Atrás. Hoy se advierte otra cultura, una concienciación mayor acerca de los riesgos que conlleva exponerse al sol. «Algún niño aún se quema, de vez en cuando puede haber alguno... Pero los problemas del sol se ven solo a largo plazo. Hoy, los niños, por lo general, están bien protegidos. La información y la concienciación son suficientes. El problema actual está más en el grupo de los adolescentes y en el de los adultos, cuando se prima un concepto estético sobre cualquier otra cosa. No es un problema de información, sino de escala de valores -afirma Fonseca-. En la adolescencia el patrón típico es no atender a los consejos, y los adultos no siempre priman la precaución sobre la estética».

TRES CONSEJOS BÁSICOS

1 Filtros físicos:Los niños pequeños deben usar cremas con filtros físicos, que ofrecen mayor seguridad.

2 Cinco minutos: Con aplicar el protector solar (+50 en los niños) cinco minutos antes de ir a la playa es suficiente.

3 Otras medidas: Además de crema, con los niños deben usarse medidas como gorros, gafas y sombrillas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

¿Cuál es la mejor crema solar para bebés?