Las mejores piscinas naturales están aquí

CHAPUZÓN A LA GALLEGA De las piscinas de Ézaro a las pozas de Melón, pasando por el río Pedras y fluyendo hasta O Xurés. Nos mojamos por la Galicia más refrescante. Los mejores cenotes y spas están aquí. Salta. ¡Salpícanos!

.

Es casi un lugar «escondido», al que hay proponerse llegar, pero también una de las estampas que encabezan el ránking de los encantos vivos de la Costa da Morte. La lista de las mejores piscinas naturales de Galicia da para jugar a la oca de chapuzón en chapuzón, o para bañarse dos veces en el mismo río pero en distinto lugar. ¿Nos refrescamos? La poza que forma la cascada del Xallas al juntarse con el mar en Ézaro es única. «Cielo y acantilado, y un agua ¡menos fría que en Malpica!», dice Lyli (http://www.instagram.com/lyliseyes), malpicana, opositora y bloguera con más de 11.000 seguidores en Instagram que asoma su tierra a la Red. ¿Cenotes? «No hay que irse a México o Formentera para hacerse una foto espectacular», afirma.

.

Siguiendo el hilo de agua, podríamos trazar una ruta del baño solo en la Costa da Morte, con parada en O pozo de Corme, junto al faro do Roncudo, y remontar la corriente en las pozas de Nuveira, en Mazaricos, con el monte Pindo al fondo. La ruta del chapuzón más natural, si vamos en serio, es infinita en Galicia, pero hay que parar sí o sí en las pozas de Mougás, en Oia, distinguidas como las más bonitas de toda España. Y en las de Melón, lugar que hay que visitar al menos una vez. Y más. A la espera de que abra en Baiona el primer talaso natural gratuito de Galicia, podemos refrescar el verano invocando el relax en la Charca do Alligal, en Vilalba. Somos de mil ríos y un océano. Mójate. Síguenos.

 O POZO

.

Corme, Ponteceso

Chapuzón salado en el Atlántico donde ruge el mar. O Pozo de Corme, en la punta de O Roncudo, es una de las obras de arte que le hizo a Galicia la mar. Esta piscina natural marca su exclusividad también en cuanto a horarios. Solo se puede disfrutar con marea baja y con el mar en calma. Llegar también tiene su aquel, debes caminar por las rocas que se sitúan a la derecha del faro. ¿Seguimos en ruta por el Camiño dos Faros?

POZAS DE MOUGÁS

.

Oia, Baixo Miño 

No estamos en Grecia ni en Escocia, pero sí en la distinguida como la piscina natural más bonita de España. Bienvenido al Baixo Miño, que guarda entre sus encantos las pozas de Mougás y Loureza, no tan conocidas como merecen (una suerte). Cascadas, pozas y rápidos crean en Mougás un paseo increíble, con chapuzón incluido, en la serra da Groba. Ve por la carretera de Baiona a A Guarda, por un lado salvaje espectacular. 

PISCINAS DEL RÍO PEDRAS

.

A Pobra Do Caramiñal

El trabajo del río fue modelando la piedra y abriendo unas charcas que llaman al baño... si no es temporada fuerte de verano, el lugar no está muy concurrido y se puede disfrutar del paseo (con buen calzado y prudencia). Hay que subir al mirador de A Curota, con unas vistas espectaculares sobre Arousa y las Baixas.

CALDEIRAS DO CASTRO

.

Muxía

Es aún uno de los secretos mejor guardados de la Costa de Morte. Está en Muxía, que, si tiramos al mar, tiene también su particular «Lagoa Beach». Pero esta vez tiramos al río, al Castro, con cascadas, piscinas naturales y saltos de agua que empiezan a disfrutarse con la llegada del buen tiempo. Es probable que no encuentres sitio para estirar la toalla, y si lo que quieres es papar sol, no es el lugar. Pero, si en cambio, quieres baño hay caldera de agua para mojarse. Tiene zona de merendero y área recreativa. Y un paisaje para batir récords de likes en Facebook e Instagram. Eso sí, hay que escoger un día agradable y moverse con buen pie por las orillas del río. Muy cerca de las «caldeiras», espera la ermita de Santo Eutel do Castro, de 1660.

CASCADA DE NUVEIRA

.

Mazaricos

La cascada de Nuveira en Arcos (Mazaricos) es otro de los lugares mágicos que atraen al chapuzón. Hay que perderse entre senderos en este paraje de piedra, agua y bosque con cascadas que saltan desniveles de hasta 10 metros. Se puede acceder desde Ézaro, subiendo al embalse de Santa Uxía.

POZAS DE MELÓN 

.

As Mestas

En Ourense hay relax más allá de A Chavasqueira (que tampoco hay que olvidar en la ruta del agua). En Ribadavia, están las termas de Prexigueiro. Y a unos ocho kilómetros, las pozas de Melón, en Cerves, con tres piscinas, As Mestas, la Darriba y la de A Estrela, y unas vistas de lujo sobre la comarca de O Ribeiro

CORGA DA FECHA

.

Serra do Xurés

Nos vamos a la Baixa Limia, a la Serra do Xurés. Salto a una de las cascadas más bonitas de Galicia, las que rompe el río Caldo (¡agua fría!) en un lugar de fácil acceso, perfecto para el turismo de aventura, y a tiro de piedra de Lobios. De «regalo» en el camino, un peto de ánimas. Y una ruta de molinos.

Votación
43 votos
Comentarios

Las mejores piscinas naturales están aquí