«Creo en las casualidades, y en este mundial las hay»

Será la sombra de España durante el mundial. María Gómez estará cerca (a pie de campo) y lejos a la vez (7.000 kilómetros de distancia). Se ha estudiado Rusia a fondo, porque además de ser la wikipedia futbolera de esta cita deportiva, aportará reportajes sobre el país. Es de sensaciones, cree en las casualidades, especialmente en una que se da este año

.

Está acostumbrada a no tener vacaciones en verano, así que si las cosas salen como desea, esta vez disfrutará de unos días a finales de julio con una copa en la mano. Antes tiene un gran reto por delante, cubrir uno de los mayores eventos deportivos del mundo. Estará a pie de campo, donde previamente estuvo Sara Carbonero, pero a María Gómez le sobran las comparaciones. Entiende que suman clics pero nada más. Ella está a lo suyo, dominar alineaciones rivales y todo un país como Rusia.

-¿Siempre estás a mil?

-Sí, es un poco la historia de mi vida, pero ahora muy contenta.

-¿Te apetece este reto?

-Sí, como periodista es un evento que por lo menos una vez en la vida todo el mundo querría poder cubrir, no hay evento mayor, esto o unas Olimpiadas, al menos para mí que soy una apasionada del deporte. Me parece una oportunidad única. Estoy un poco nerviosa, aunque creo que más que nervios es ilusión. Es como la noche de Reyes, son nervios bonitos, me apetece mucho.

-¿Son días de mucho estudio?

-Sí, mis compañeros se reían de mí el otro día, me decían: ‘¡María que parece que te estás preparando una oposición!’. Pero creo que ante una oportunidad así hay que responder con mucho trabajo y ser muy profesional. Mis compañeros están en contacto todos los días con la actualidad deportiva, yo también estoy puesta porque me gusta estar al día, pero no solo estoy estudiando alineaciones o datos deportivos, también estoy preparando datos sobre Rusia.

-¿Y qué sabes de Rusia?, como le preguntaron a aquella Miss hace años.

-Ya sé un poquito más, además de que hace frío, de que son buena gente, me está pareciendo apasionante conocer un país como Rusia, que es tan único, muy complejo a nivel político y geográfico. Mi intención y la de la cadena es, más allá de cubrir la parte deportiva, aportar un perfil más global, de cómo es un país como Rusia y cómo se va a ir desenvolviendo en este mundial.

-¿Has estado alguna vez?

-No, y encima esto le añade un punto de sorpresa y de ilusión mayor. Entre mis libros de estudio estos días están guías turísticas como si fuera a hacer el viaje de mi vida.

-¿De momento encima de la mesa solo Portugal, Irán y Marruecos?

-El estudio lo hago de forma un poco más global. Creo que hay que tener claros los primeros tres rivales, pero más allá de esos, es importante conocer por un lado las incorporaciones nuevas, Islandia y Panamá van a jugar por primera vez, y también saber posibles rivales fuertes y los momentos clave. Tengo muy buenas sensaciones para este año, es un equipo renovado, de gente joven, de mucha ilusión.

-Así que buenas sensaciones...

-Yo creo mucho en las casualidades y me gusta pensar que hay coincidencias bonitas, y en el 2010, el año de Sudáfrica, había 12 jugadores debutantes en la selección y este año también son 12. Piensa que es una buena combinación entre veteranía y debutantes. Yo creo que en un mundial hay tres factores importantes: por supuesto que el equipo sea fuerte; la suerte; y el tercer ingrediente es la ilusión. Islandia es el ejemplo. Es un país que tiene poco más de 300.000 habitantes, un tercio de la mayoría de las ciudades de Rusia.

-¿Es un gran salto en tu carrera?

-Más que en saltos, a mí me gusta medir mi carrera en pasos, y tengo la sensación de que cada paso que he dado es hacia delante, y esa es la clave para saber que vas por el camino correcto. Fíjate como sé los datos que en el 2014 en la final de Brasil más de tres mil millones de personas vieron por lo menos un minuto de esa final. No sé si hay un evento que genere más expectación. Es un reto, pero también da un poco de miedo, ¿cuánta gente va a estar pendiente?

-En tiempos de igualdad, el 11 titular de la cobertura está un poco descompensado, ¿no?

-Creo que sin duda nos queda mucho trabajo para tener la sensación de que en los equipos de trabajo hay igualdad. Sí que es verdad que la foto no es completa, que son las caras mediáticas, hay más compañeras, técnicas, de producción... Hay que pensar que la foto es márketing.

-Sí, pero es la imagen que se da.

-Sí, es un doble juego, tienes razón que darle visibilidad a las mujeres al final es positivo porque estamos haciendo un refuerzo de ‘oye, las cosas han cambiado y en los equipos tiene que haber mujeres’, pero también es verdad que en este equipo hay más de las que salen en la foto. El márketing es un poco así, quieren que salga Kiko, Camacho, Carreño... un poco la gente que puede llamar a que nos vean. Es importante que se sepa no solo que hay más mujeres en el equipo, sino tener la sensación de que poco a poco la cosa está cambiando. ¿Que queda camino por hacer? Muchísimo, pero no solo en nuestro equipo.

-Fue hacerse público el equipo de periodistas que cubrirá el mundial, y los titulares no se hicieron esperar: «La nueva Sara Carbonero». ¿Cómo te lo has tomado?

-No le he hecho mucho caso, me llegó por tuits o por compañeros que me dijeron: ‘Mira lo que están diciendo’. Sara es una profesional excelente que hizo su trabajo durante varias ediciones y yo soy otra profesional que espero hacerlo muy bien. Creo que es innecesario comparar, cuando fichan a un compañero nuevo no piensan si es el nuevo.... pero supongo que esto da titulares. Sara es una persona conocida que además tiene una vida pública y supongo que poner su nombre en el titular hace que la gente haga clic muchísimo más que con María Gómez, que además de ser muy común, me conoce muchísima menos gente.

-Transmites mucha alegría.

-Sí. Soy muy positiva, pero lo que veis es mi trabajo, y mi trabajo me apasiona, me flipa lo que hago, pero también tengo mis malos momentos. Soy una persona bastante práctica, intento sacar de mi vida, tanto a nivel profesional como personal, lo que no me hace bien.

-Mójate: una final.

-El rival más flojo, el que llegue peor. Puestos a elegir, aunque sea un poco amarrategui, elegiría al que podamos ganar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Creo en las casualidades, y en este mundial las hay»