Yo también quiero que me mate Lolito

Manuel Fernández, Lolito Fdez, es uno de los mejores jugadores del mundo del videojuego Fortnite y casi ¡tres millones de personas! siguen su canal de Youtube para verle disparar y ganar cada noche. Andaluz de nacimiento y coruñés por amor, se ríe cuando le recordamos que muchos consideran un honor morir bajo su fuego.


«Me parece curioso cuando menos», dice Lolito entre risas con esa humildad que se ha convertido en su principal seña de identidad. Él es un malagueño sencillo que todavía no ha asimilado que su afición a los shooter (juegos de disparos) desde niño le haya convertido en una leyenda de las partidas de Fortnite en streaming (retransmitidas en tiempo real).

 Sus habilidades de gamer y su honestidad (incluso ha grabado un vídeo explicando a sus seguidores cómo los videojuegos le alejaron del consumo de drogas y de la depresión en uno de los momentos más bajos de su vida) le han llevado a batir récords de audiencia en Twitch, la plataforma de vídeo en streaming propiedad de Amazon. De hecho, es el número uno de habla hispana en esta plataforma. Ahora el amor le ha traído a vivir a A Coruña con su novia, así que cualquier día que te lo cruces por la calle Real, podrás preguntarle por sus tácticas y sonsacarle los secretos que utiliza para salir siempre con vida de todas las batallas.

Si lo tuyo es lootear y saludas a tus colegas con un «¡enemigos por el norte!», ya sabes de qué te estoy hablando. Si todo esto te suena a chino ponte las pilas, porque el Fortnite, con más de 45 millones de usuarios en el mundo y competiciones dotadas con 100 millones de dólares en premios, es un fenómeno global que ha venido para quedarse en nuestras vidas. Y para cambiarlas, como ya ha hecho Lolito.

-Yo siempre he sido gamer, desde que tengo uso de razón, porque mi padre es informático y le gustaban los videojuegos, así que desde que tenía 3 o 4 años ya me ponía en el PC a jugar a algún juego. El Fortnite cambió mi vida de una manera brutal, porque aunque ya me dedicaba al gaming antes, ya era mi trabajo, desde la salida de este videojuego he pasado de ser un anónimo a un personaje público seguido por millones de personas.

-¿En tu casa te apoyaban?

-En mi casa siempre estaban las opiniones divididas, ya que mis padres lo veían como una pérdida de tiempo y estaban preocupados por su hijo, es normal, pero mis hermanas sí me apoyaron desde un principio, incluso comprándome un PC de 300 euros, de segunda mano, para que pudiera grabar mejores vídeos.

-¿Qué habilidades hacen falta para ser un campeón? ¿Cuál es tu secreto?

-Habilidades hacen falta muchas, pero no hay otra manera de poder conseguirlas que con muchas ganas y dedicación. Mi secreto es que la gente se ve muy reflejada en mí, ve en mí lo que soy, un chaval normal y corriente que hace lo que le gusta e intenta divertirse.

-¿Qué es mejor, el juego o la vida?

-La vida, la vida es el mayor juego jamás creado, hay que saber jugarlo bien.

-¿El juego engancha como la droga?

-El juego engancha como todo en esta vida, solo hay que saber llevarlo bien. Además, algunos videojuegos son muy beneficiosos para la mente y con ellos desarrollas otras habilidades. Al menos así pienso yo.

-¿Cómo afronta un chico corriente convertirse en un ídolo juvenil?

-Todavía no lo he afrontado. Se podría decir que a día de hoy todavía estoy intentando asimilar todo lo que me ha venido encima estos últimos seis meses, porque la verdad es que es una auténtica locura.

-¿Cuáles son tus modelos a imitar?

-Mi padre, un hijo siempre tiene que ser una versión mejorada de su padre y en eso estoy trabajando yo.

-¿Se hace uno rico jugando?

-Depende de muchas cosas, pero sí, hay mucha gente con mucho dinero gracias a la industria de los videojuegos y cada vez van a ir apareciendo más y más, porque esta industria no para de crecer.

-¿Cuántas horas juegas al día?

-Normalmente juego 3 o 4 horas diarias solamente, tengo pensado aumentar esas horas, ya que esto es mi trabajo y quiero tomármelo más en serio. Lo más duro para mí de todo esto es saber que cualquier paso que doy o cualquier cosa que hago va a ser cuestionada y juzgada al instante por millones de personas, y eso me parece una locura.

-¿Tienes otras aficiones?

-Mi único hobbie actual es mi trabajo.

-¿Por qué viniste a vivir a A Coruña?

-Me vine a vivir A Coruña por intentar empezar una relación con mi actual novia. La ciudad es preciosa y muy tranquila, estoy muy a gusto aquí.

La próxima vez que veas a tu hijo enganchado a una partida en el ordenador piénsatelo dos veces antes de decirle que lo apague. Mejor, ponte a su espalda e intenta aprender algo sobre este juego de acceso totalmente gratuito y libre, en el que todos luchan contra todos para lograr sobrevivir en una isla hostil. Elige tu skin (disfraz) favorito, también los hay de chicas, lo que no es frecuente en este tipo de juegos, y transfórmate en tu personaje. Esta temporada se llevan los superhéroes. Seguro que se te acelera el pulso cuando el bus-globo te recoja en la playa y sobrevuele el territorio antes de que despliegues el paracaídas y caigas en tu zona de combate. Ya me sudan las manos.

Una vez en tierra, no hagas caso a tu hijo adolescente y, en lugar de lanzarte a matar, actúa con cautela. Hazte con las armas y materiales que te encuentres en el camino y explora el entorno. No dudes en empuñar el pico para destrozar una puerta o una cama que te servirá para construir una rampa desde la que podrás otear este nuevo mundo. Aunque no sea lo más valiente, pasea camuflada en un arbusto y recoge los cristales que te darán energía. Poco a poco la oscura tormenta se irá acercando y la batalla se centrará en un espacio más reducido donde los disparos ya no sonarán a lo lejos, sino que verás a los contrincantes frente a frente. Es el momento de la verdad.

Si entre los oponentes está Lolito prepárate a morir. Pero hazlo con una sonrisa, porque tendrás el honor de caer ante el mejor.

Morituri te salutant.

Votación
3 votos
Comentarios

Yo también quiero que me mate Lolito