Paquita, la reina del wasap, celebra su 104 cumpleaños

.

Esta mujer te deja con la boca abierta. Nació el 7 de mayo de 1914. Pues este 7 de mayo del 2018, 104 años después, me mandó un mensaje de wasap cargado de ironía. «Pablito, Pablito… Qué poco te acuerdas de tus amistades y admiradoras», dice al principio de su misiva. Muchos se acordarán de Paquita, la reina del wasap. Hace justo un año el caso de esta vecina de A Coruña capaz de wasapear como una adolescente se convirtió en una historia viral. Los medios nacionales se hicieron eco del juvenil espíritu de esta centenaria. A raíz de aquella información todas las semanas fui recibiendo mensajes de Paquita. Vídeos, reflexiones y hasta memes, todos cargados de positividad, me fue mandando esta mujer. El último, el 26 de diciembre. Dejé de tener noticias de ella y, la verdad, pensé que debido a su avanzada edad, ya no estaría en condiciones de mantener la misma actividad que antes. Pero no. «Es que no sé qué hice en el móvil y borré tu contacto», argumenta para justificar su silencio desde Navidad hasta ahora. Su vecina Loly se lo facilitó de nuevo y por eso pudo mandarme el mensaje en el que, de forma cariñosa, me tiraba de las orejas por no felicitarla. «Estoy algo nerviosa por cumplir los 104», confiesa. El día de su cumpleaños se encontró la primera sorpresa en el salón de su casa, donde colocaron algunos adornos, como globos y demás. Después salió a dar su largo paseo habitual y acudió a la misa diaria en la iglesia de Santa Lucía, en el centro de A Coruña. La fiesta continuó en el restaurante Bido, que dirige Juan Crujeiras. «La conozco porque cuando cumplió los 100 lo celebró en A Estación de Cambre», recuerda el cocinero. Paquita sigue aquí, A Estación ya es historia. Un grupo de amigos y vecinos organizaron el almuerzo-sorpresa al que acudió un sobrino con su novia de Singapur, y hasta el cura del templo antes citado. «Tiene cien años más que mi hijo pequeño», apunta una de las comensales. «¿No te quedas a comer?», me pregunta Paquita, que me reconoció al instante casi un año después. Se lo agradecí y le dije la verdad, que me resultaba imposible porque ya tenía otra cita. Quedamos en seguir mensajeándonos. «Entonces empezamos de cero nuestra relación», bromea sonriente la reina del wasap, que esta semana cumplió unos espléndidos, y yo diría que inigualables, 104 años. Increíble.

EN LA COCINA CON BREOGÁN Y LEXUS

Dentro del complejo que agrupa los concesionarios de las marcas Lexus y Toyota en Perillo, Oleiros, a las afueras de A Coruña, hay algo sorprendente. Una cocina totalmente equipada que se encargó de proyectar la firma compostelana Modipu con electrodomésticos de la marca Subzero-Wolf. Está ubicada dentro del denominado Breogán Xperience, un espacio polivalente destinado a los clientes y en el que se puede hacer de todo. «Sería fantástico un concierto en una de las terrazas una tarde-noche de verano», me dice José Ramón Ferreiro, gerente de la empresa, emocionado con el resultado de la obra. Tuve la suerte de estrenar el comedor anexo a la imponente cocina con motivo del primer Tour Excelencia Gastronómica Japonesa de Lexus en Galicia. Preparado por el equipo de Art & Sushi, los platos estuvieron a la altura del lugar. Vieira con mahonesa de miso y dashi, dados de atún marinado con wakame, y ceviche de lubina fueron un arranque espectacular. Como un coche de alta gama. Después, una burguer de ventresca de atún, shiitake y ajo negro dentro de un pan bao, tomate de colgar y cebolla roja encurtida y un trío de nigiris de salmón espléndidos. Cuando ya parecía que la cena se terminaba, sirvieron unos combinados de sushi y sashimi perfectamente presentados. «Además de esta propuesta gastronómica también queremos que las artes plásticas y visuales tengan un gran protagonismo», me comentan mientras vemos las obras de Ana Soler, algunas de ellas impactantes. Aunque el postre prometía, un cheescake con anko, preferí recogerme pronto. Estaba cansado porque antes acudí a la presentación de las novedades del Patronato de Turismo de Fuerteventura. Playas, sol, queso de cabra, aceite de oliva y mucho descanso proponen los majoreros. Falta haría pasar una temporada por allí para reponer fuerzas porque, a este paso y a este ritmo, llegar a la edad de Paquita, y en su estado, parece un objetivo imposible.

E

FOTO: ÁNGEL MANSO

FOTO: ÁNGEL MANSO

Votación
5 votos
Comentarios

Paquita, la reina del wasap, celebra su 104 cumpleaños