¿No te gustó? ¡Pues subástalo!

VENDE TUS REYES AL MEJOR POSTOR Se llama «regifting» y, lejos de apuntar a ser una moda pasajera, podría convertirse en el futuro de los obsequios que no aciertan. ¿Quién quiere un tique regalo pudiendo subastar un presente que no nos gusta... y, lo que es mejor, pujar por otro que nos encante? Eso es lo que ofrecen plataformas como Catawiki, cuyas inscripciones se incrementaron un 63% coincidiendo con el fin de las fechas navideñas del año pasado. ¿Casualidad o tirón de negocio? Ellos se inclinan por lo segundo.

.

La Navidad ha llegado a su fin y toca reflexionar sobre nuestros regalos: que si un reloj, que si un jersey, que si... ¿una colección de cómics que no nos pega nada?, ¿un artículo de diseño que ya tenemos? Ya sabemos que, junto con las muchas veces que aciertan, a veces Papá Noel, Melchor, Gaspar y Baltasar también se equivocan. Pero hay solución: con permiso de Sus Majestades y el señor de Laponia, ahora podemos subastar los presentes que no nos gustan... ¡y hasta pujar por unos nuevos! La tendencia ya tiene nombre: se llama regifting (que, traducido del inglés, es algo así como ‘re-regalar’).

Las intermediarias del servicio de regifting son plataformas on-line como Catawiki, una empresa holandesa que está causando furor en España: en enero del año pasado, justo después de Reyes, los registros de usuarios se incrementaron un 63%, según datos de la compañía. «Esto nos lleva a pensar que ese aumento de actividad guarda una relación directa con los regalos no deseados recibidos en Navidad y, además, demuestra cómo los españoles se adaptan cada vez más a estas nuevas tendencias de consumo», señala el director general de Catawiki en España, Alejandro Sánchez, quien añade que «todo apunta a que este año se repita ese notable incremento».

Los requisitos para subastar regalos son simples, pero también muy específicos. Si el regalo que no nos gusta es, por ejemplo, un jersey de marcas asequibles, el regifting no es una opción. Sin embargo, si el artículo que queremos cambiar -o comprar- tiene un punto de originalidad u otro tipo de valor añadido, entonces tiene una clara cabida en la plataforma. «Se pueden comprar o vender artículos de cualquier tipo siempre y cuando sean un poco singulares, de colección o tengan una particularidad interesante», aclaran desde Catawiki.

Por eso, entre los usuarios de este tipo de plataformas abundan los amantes del coleccionismo: «Suele haber mucha subasta de cómics, sellos o carteles de películas porque hay mucho coleccionista a quien a menudo le regalan algo que ya tiene», explican.

Pero también pueden subastarse artículos de joyería, monedas, juguetes, arte, fotografía y hasta coches antiguos. Aunque las especificaciones de la plataforma de subastas on-line fija un precio mínimo de 75 euros para cada artículo subastado, las excepciones las marcan «artículos de importe menor que tienen un valor de coleccionista reseñable».

Otro de los requerimientos para poder subastar un regalo es adjuntar una foto de este para que «un equipo de expertos subastadores pueda verificar su autenticidad». «Por ejemplo, si quieres vender un coche clásico, como un Seat 600, tienes que aportar la documentación del coche para verificar si es real y si funciona o no», indican desde el portal, que también dispone de su propia app.

Atención a la cifra: Catawiki afirma que se subastan una media de 50.000 artículos a la semana de 80 categorías distintas. «De esta manera, damos opciones a un público heterogéneo que puede encontrar aquí su espacio para vender y comprar», explica Sánchez.

JUGUETES CLÁSICOS

Si, por el contrario, te han regalado dinero estas Navidades y lo que quieres es gastarlo en algo original, las plataformas de subastas también pueden ser un buen sitio para hacerlo.

«Si, por ejemplo, quieres hacerte con una Barbie que te apasiona, puedes buscar en la categoría de juguetes clásicos y ver si está disponible», indican desde la empresa. En ese caso, solo hay que intentar ofrecer la puja más elevada y, en caso de dudas acerca de algún producto, «el usuario puede preguntar directamente al experto responsable de la puja».

Las pujas se inician los viernes y duran «varios días o semanas, dependiendo de la temática del artículo», y el regifting ya tiene su público: «Hombres y mujeres de mediana edad, de entre 30 y 60 años». Así que si no te gusta tu regalo o te tocó uno que ya tienes, ¡subástalo! Pero que no se enteren los Reyes, o el año que viene te traerán carbón.

El requisito para subastar es que sean regalos un poco originales”

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿No te gustó? ¡Pues subástalo!