Alberto Ammann: «He dejado de hacerme el interesante para ponerme más concreto»

YES

Pipo Fernández

El argentino que ganó el Goya en el 2009 con «Celda 211» estrena el año con la serie «Apaches» junto a Verónica Echegui. «Yo era un extranjero, un outsider que apareció de la nada, pero ya no soy un recién llegado», sostiene Alberto Ammann, que lleva dentro «lo mismo que cualquier otra persona: contradicciones, ilusiones y sueños».

13 ene 2018 . Actualizado a las 05:15 h.

Es argentino de Córdoba, pero en Madrid se siente como en casa. Alberto Ammann, que en octubre cumplirá los redondos 40, llegó a España volando, en brazos, cuando era un bebé de 2 meses. Luego se volvió a Argentina y creció para volver a volver con 23 años a Madrid, donde vive y acaba de cumplir un sueño que revela en esta entrevista. «Es aún un sueño en proceso», matiza este humanista y actor que se está tomando la justicia por su mano en la serie Apaches, que emite Antena 3. ¿Adónde serías capaz de llegar para salvar a tu familia? es la pregunta que plantea esta historia que «asume riesgos. Los temas se tocan aquí con cierta rudeza, con cierta madurez, de manera adulta. Hay compromiso con lo que se toca y eso determina que no sea una serie para todos los públicos que pueda gustarle a la vez al niño de 10 años y al abuelo del 80, pero esto es una cadena de aire; en plataformas como Netflix o HBO es una constante que está cambiando el modelo de mercado. Asumir riesgos está bien. Cuando uno quiere gustarle a todo el mundo toca los temas de puntillas, no se permite entrar en profundidades».

-Basada en un bestseller de Miguel Sáez Carral, «Apaches» nos sumerge en la historia real de un hombre que vuelve al barrio del que ha logrado salir, para salvar a su padre de la ruina.

-Sí, Miguel vuelve al barrio madrileño de Tetuán de los 90, un ámbito donde la droga abunda, la marginalidad, y la violencia..., donde existen unos códigos y unas leyes. Se habla mucho de la ley del barrio; muchos sabrán lo que es porque conocen este tipo de barrios, y sus leyes son siempre las mismas.