El hombre de las 1.500 peonzas


Es posible que algún niño reciba esta mañana una peonza. Pero no creo que sean muchos. Los Reyes Magos son más de juegos de la Play. «Últimamente han abierto tiendas de juguetes convencionales y hay Melchores, Gaspares y Baltasares que seguro que se dieron una vuelta por ellas. Hay familias que apuestan por este tipo de juguetes tradicionales y creativos como la peonza o buxaina, que es una palabra gallega que no deberíamos perder», comenta Luis Ramas, propietario de una colección singular y enamorado de este juguete. En su casa conserva hasta mil quinientas peonzas de todo tipo de tamaños, formas, colores y procedencias. «Las hay de todos los continentes. La más antigua es una francesa imantada que tiene casi un siglo y también tengo las de última generación. Lo mejor es que se trata de una colección compartida ya que los amigos o padres de mis alumnos me van trayendo piezas cuando viajan por el mundo», destaca este coruñés ya jubilado que trabajó como maestro de Educación Física y siempre utilizó la peonza para sus clases.

CUATRO MOVIMIENTOS, CUATRO TIPOS

Me enseña distintas peonzas, que tiene perfectamente clasificadas y ordenadas. Me doy cuenta de que apenas sé nada de este juego. «Sus cuatro movimientos son: rotación, traslación, precesión y nutación», aclara. Y también las divide en cuatro grupos: lanzadas, perinolas, soportadas, que cuentan con un soporte, y de látigo, que Luis considera que es como «el coche teledirigido de antes». Hace unos 35 años que comenzó con la colección y sueña con que algún día se exponga en algún museo. Quién sabe, la vida, como las peonzas, da muchas vueltas. En librerías y tiendas especializadas pueden encontrar el libro Juegos cooperativos con trompos, peonzas y perinolas (editorial CCS) que escribió con un colega madrileño. Me dio dos para mis hijos. Llegué a casa entusiasmado y me di cuenta de que ni los niños ni yo sabíamos cómo hacerla girar.

UNA NUEVA ÓPERA

Pasadas las fiestas, el 11 de enero, Javier Ozores protagonizará una presentación especial en un lugar singular. «No podía ser en otro sitio», afirma. Se trata del libreto de la ópera La Tribuna, basada en la conocida novela de Emilia Pardo Bazán, y su correspondiente música compuesta por Gabriel Bussi, componente de la Orquesta Sinfónica de Galicia y compositor. El singular espacio para la puesta de largo será el edificio de la coruñesa Fábrica de Tabacos, ahora reconvertido en sede judicial. Cabe recordar que las cigarreras son las protagonistas de esta obra, considerada la gran novela del proletariado femenino. La obra se desarrolla en Marineda, como ella denominaba a la ciudad de A Coruña, y es el fruto de un proyecto en el que Ozores empezó a trabajar hace más de cuatro años. «Estamos luchando para que algún día se represente», destaca sobre esta nueva Ópera. Ojalá le traigan ese regalo los Reyes Magos del año que viene.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El hombre de las 1.500 peonzas