Los mejores lugares para hacerlo

¿SUELO O COLCHÓN? En la cocina, en un baño público, en la playa o en portales ajenos. No hace falta el coche para ponerse a cien. Los expertos responden qué sexisitios nos van. «Las mesas dan mucho juego», apuntan. No te apoltrones, amar es un deporte de riesgo.

.

Va una verdad incómoda como una cama de muelles sin viscoelástico: no hay peor estímulo para una relación que la rutina, ese colchón. Poner el motor en punto muerto y dejarse ir hacia la cama cada noche, una, y otra, y otra, va dejando a cero el marcador erótico de combustible, ¿no? El símbolo del descanso no descorcha solo el champán de la libido. «Hacerlo siempre de la misma manera, en la misma habitación, es rutinario y sin adrenalina», afirma la sexóloga clínica y sex coach Nayara Malnero, Botón de Plata por su canal de YouTube Sexperimentando. ¿Es la cama el lugar común menos sexi, el enemigo íntimo del sexo? «La cama no como tal, sino como sinónimo de rutina o falta de creatividad», dice la terapeuta. «Una cama no es aburrida o divertida, lo es en todo caso lo que se hace en ella. Variando pequeñas cosas, como pueden ser las luces, la música, los olores, algún detalle en la decoración o vendando los ojos, la cama puede ser un millón de escenarios diferentes», plantea la sexóloga Martina González Veiga, fundadora del centro de sexología Con Mucho Gusto, de Santiago.

Sexperimentando lanzó la pregunta en la Red: ¿En qué lugares extraños nos gusta más el cuerpo a cuerpo? El autobús, un árbol, una lancha ¡hinchable! en medio del mar, un baño público o un vagón de metro en pleno apagón fueron algunas de las respuestas más originales. «Hay que sacar partido a la oscuridad -dice con humor Nayara Malnero-, los nacimientos se multiplican a los nueve meses de un gran apagón en una ciudad». Más allá de la cama, con menor «camadidad», crece la profundidad de campo de la piel. Los parajes naturales están en el top de los lugares elegidos para un encuentro íntimo. «Hay mucha gente que elige la playa. No arenales concurridos, pero sí calitas escondidas, o playas con rincones de escasa visibilidad. En Galicia hay unas cuantas», apunta la sexóloga y terapeuta de parejas Aránzazu García, de la Clínica Vida, de Vigo.

El que tira más al monte que al mar, debe saber que hay campo para explayarse con gusto. En «esos caminos que dan a sitios un poco más ocultos, tras arbustos o árboles», también ha lugar. «Estar al aire libre puede ser muy excitante». ¿En contacto directo con la naturaleza o con una manta que suavice el cuerpo a tierra? «Depende. También de si se trata de algo que surge o de algo programado. Hay gente que lleva en el maletero la mantita, las fresas y las copas de champán», relata Aránzazu García, por si encuentra el lugar y el momento propicio para tener el detalle. «Una de las cosas que producen mayor excitación es lo inesperado, la sorpresa», coinciden las expertas consultadas por YES. Pero la sorpresa también puede ser una fiesta organizada.

Ir sobre la marcha imprime sensación de riesgo al momento y el lugar. «Nosotras solemos ser más románticas, menos de ‘Aquí te pillo, aquí te mato’. A ellos, si les entra el calentón, no valoran si el sitio es adecuado...», ilustra Nayara Malnero.

Admitimos coche como lugar de compañía (íntima, sea o no un Simca 1000!). Quizá por el empuje apremiante de las circunstancias (tenemos pareja pero no piso, por ejemplo, o casa estable pero relación fugaz), el coche es el vehículo al que conducen todos los caminos del sexiamor. «Lo vemos como un lugar que da intimidad, pero el coche es casi un sitio público. ¡Se ve todo!», desliza la autora de Sexperimentando, que advierte que entre los sitios con mayor sex appeal casero está la cocina «si hay visitas»... ¡¿Para aliviar la presión de cabina familiar en el salón?! «Lo que se busca es transgredir la norma, el reto, el morbo de lo prohibido», explica Aránzazu García, quien observa que «las mesas dan mucho juego» en el tête à tête total. «Hay una relación especial entre el sexo, la cocina y los centros del placer; en consulta realizo un juego en pareja con gominolas para descubrir el papel de los sentidos y potenciarlos. La mezcla de comida y sexo puede ser maravillosa, siempre que haya una buena comunicación», plantea Martina González. El cartero siempre llama dos veces. Para jugar a las prendas, el cine es una universidad. Y qué estimulante es montarse la película...

TRES SITIOS CON «SEX APPEAL»

1. Al aire libre: La naturaleza está en el top de los lugares más sexis para un encuentro íntimo. Los naturales suelen dividirse entre campo y playa.

2. En la cocina: Las mesas de casa dan mucho juego para el amor, y la cocina, más si hay aluvión de visitas en el salón, tiene su «punto G».

3. En un rellano: Las escaleras y los portales ajenos están entre los sitios peculiares entre los elegidos por los amantes que buscan el morbo de lo prohibido.

Votación
26 votos
Comentarios

Los mejores lugares para hacerlo