¿Por qué es el mejor acuario del mundo?

EL «OCEANÁRIO» DE LISBOA no se llama así por casualidad. Si lo recorres, verás la flora y la fauna de los cinco océanos en dos horas. Visitantes de 180 países lo han elegido. Entramos para contarte qué es lo que lo hace único.

.

El Oceanário de Lisboa es el mejor del mundo. Así lo han considerado en este año 30.000 visitantes de 180 países, en una votación que se desarrolló a través del prestigioso portal de viajes Traveler´s Choice, de TripAdvisor. El acuario, inaugurado en 1998 en los terrenos de la Exposición Universal, ha superado al Ripley’s Aquarium (Canadá), al Georgia Aquarium (USA) y al Oceanografic de Valencia. ¿Qué es lo que lo diferencia de sus más directos rivales? ¿Tiene más especies que los otros? ¿Es más grande y bonito? En busca de estas respuestas nos hemos ido a sus instalaciones. João Falcato, su administrador, nos da la clave: «Lo que valoran nuestros visitantes, más de 200.000 el pasado agosto, es que en 20.000 metros cuadrados, con 8.000 seres vivos entre animales y plantas, de 500 especies, conseguimos transmitir una visión armónica. Además, tienen en cuenta nuestro afán de preservación». Un espíritu que les lleva a contribuir activamente en ella. «Desde que el oceanário se privatizó en el 2015, destinamos nuestros beneficios, también los de las entradas (cuesta 18 euros el ticket normal), a proyectos educativos y en el terreno, a través de la Fundación Océano Azul», señala Falcato.

.

Pero algo más tiene que tener este acuario para que diecinueve años después de su apertura, y con 22 millones de visitas a sus espaldas, no pare de batir récords. Este año todo apunta a que se superará el millón doscientas mil personas del 2016, unas cifras que podrían llegar al millón y medio. De toda esa gente, un 40 % son portugueses y un 60 % extranjeros, pero todos estos visitantes tienen algo en común: la sorpresa que se llevan dentro de este gigante de agua.

.

«ES UN VIAJE EN DOS HORAS»

Las caras de admiración y entusiasmo de grandes y pequeños al contemplar los peces en los cinco acuarios intercomunicados se repiten a lo largo de la visita. Uxía y Marta son dos hermanas adolescentes de Vigo que han recorrido por primera vez el oceanário con sus padres. Para Uxía lo más sorprendente «es hacer un viaje por los cinco océanos en dos horas y ver con una nitidez increíble, como si estuviéramos dentro, especies marinas que no conocía, como el cangrejo gigante o el pulpo gigante del Pacífico que me ha dado un poco de miedo», confiesa. Su hermana se queda con «los tiburones, las ballenas y el pez luna acercándose a nosotros, como si nos fuésemos a chocar con ellos», se ríe. «Me ha gustado mucho la gran variedad de peces que hemos visto, mezclados en su hábitat, y la parte de superficie de La Antártida con los pingüinos de Magallanes», añade. Manuel, un profesor de Sevilla que también está en el oceanário de la capital lusa por primera vez, destaca: «La gran calidad y armonía de su exposición temporal, con bosques sumergidos, que recrea un jardín japonés dentro del agua con una belleza fuera de lo común y con la banda sonora del músico portugués Rodrigo Leão». Semejante infraestructura necesita mucho mantenimiento. De ello se encargan los 150 trabajadores del oceanário, de los cuales una buena parte suministran a las especies los 550 kilos de comida que necesitan a la semana. Diariamente, se hacen 200 análisis al agua y mensualmente se producen 360.000 litros de agua salada con la calidad y temperatura específicas de los cuatro océanos representados.

.

Otro filón de este acuario son los niños. Con múltiples actividades infantiles programadas, las visitas escolares se suceden. La de más éxito es Durmiendo con los tiburones, para mayores de 4 años, y los campamentos debajo del agua en las vacaciones escolares. Al final de la visita, los más pequeños se encuentran con Vasco, la mascota del oceanário, que se llama así en honor al navegador portugués Vasco da Gama. Ya estás tardando en ir.

Votación
17 votos
Comentarios

¿Por qué es el mejor acuario del mundo?