¿Cuánto de influencer eres? Descúbrelo

PUBLICAS Y TE COMPARTEN AL MINUTO... se cuenta por segundos el tiempo que pasa entre tu comentario y el primer Me gusta. Ojo, te puedes estar convirtiendo sin querer en un influencer. Solo tienes una forma de descubrirlo. Échale un vistazo a tu índice Klout, si es mayor de 60 puede que estés marcando camino.


Aunque no te lo creas no existe una universidad o centro académico donde se estudie para ser influencer. Suena un poco extraño teniendo en cuenta la proliferación de esta profesión en los últimos tiempos, pero va a ser que nadie te prepara para aleccionar a cuanto follower perdido haya en la esfera digital. Los millennials (los jóvenes de hoy en día) coinciden en que se necesitan 100.000 seguidores para poder proclamarse influencer. No se crean que es tan complicado, hay un montón de jóvenes que pueden pasar desapercibidos para la mayoría del mundo mundial que la multiplican casi por diez. Por ejemplo, Álvaro Mel, Óscar Casas o Paula Gonu rondan el millón de fans. En estos casos no hay duda del alcance que tienen sus publicaciones o por lo menos del interés que despiertan, pero a nivel usuario, ¿puede uno saber si marca tendencia entre su mundillo?

Existe un índice conocido como Klout que se puede consultar en su web (klout.com) y que en teoría sirve para medir la presencia en redes. «No es muy estándar como diferenciación, pero sí nos sirve como punto de partida», explica Juanpe Granados, CEO en Estatic. Co, una agencia de márketing digital. Klout, a través de una fórmula (desconocida) en la que reúne más de 400 variables, obtiene un resultado de entre el 1 y el 100. Para ello valora cómo de cubierto tengas tu perfil, las publicaciones que hagas, si incluyen vídeo o no, las redes sociales que utilizas, el número de amigos que tengas, la interacción... Y aquí está la cuestión. Lo normal es que te salga sobre 40, y solo esos pocos a los que les da por encima de 60 están considerados como los más influyentes. Si estás entre 40-60 puedes gritar que eres influencer, aunque sea a modo principiante. Para Alfonso Pérez, responsable de márketing y comunicación en el Grupo Ditram, «este medidor es más para el ego que para otra cosa». Él mismo cuenta como en solo una semana su índice ha subido diez puntos solo por tuitear con algo más de intensidad.

No se trata de un índice cuantitativo que mide el volumen de contenidos o de followers, sino la capacidad de influir que tiene en su entorno. Una persona con miles de fans en Facebook o Twitter pero cuyos contenidos no sean compartidos ni interaccionen con ellos tendrán un Klout bajo, mientras que otra -por ejemplo, el Papa Francisco, que solo comparte un tuit cada dos días- con menos contactos pero que consigue que sus publicaciones recorran kilómetros y sean muy comentadas, puede tener un índice muy alto.

Alfonso Pérez, que se muestra un tanto escéptico sobre la utilidad de Klout, asegura que no cumplió las expectativas con las que nació. «Se decía que sería un índice fiable para tener en cuenta tanto a nivel de selección de trabajos como en el mundo de la política, pero no ha sido así, por lo menos en la vida real. Hay un episodio de Black Mirror que refleja esto que comento, su título era Nosedive y aquí lo tradujeron como Caída en picado. Aunque la intención es que sirviera para esto en la práctica, no es real».

Si has hecho una pausa para entrar en la página de Klout y echar un vistazo a tu índice, no te deprimas, no es algo fijo, se va moviendo al mismo tiempo que tú te mueves por las redes. Tómatelo como un punto de partida. Claro que también puede ir a peor. Más allá de sacar conclusiones sobre lo activa que es una persona en redes, decir que sirve para medir la influencia que tienen sus publicaciones igual es ir muy allá. Porque todos sabemos que «ser influencer es otra cosa», matiza Juanpe Granados. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Cuánto de influencer eres? Descúbrelo