Todas quieren sus cejas

Y SE LAS PONEN Los tratamientos para ensancharse las cejas ya son un hecho. En YES descubrimos las diferentes técnicas para conseguirlas: micropigmentación, extensiones, desrizado... Bienvenido a un mundo en el que cada vez entra más gente buscando peso en su mirada.


Las cejas no son el espejo del alma, pero sí que tienen el poder de cambiar por completo tu expresión. Y si todas quieren una mata de pelo en la cabeza, ahora también se van a los salones en busca de la profundidad de la mirada. Cara Delevingne es la abanderada de una tendencia que ya puede conseguirse en forma de tratamiento. Y no es uno, sino varios. Loida nos explica de qué maneras podemos conseguirlas si nos sometemos a un buen proceso de diseño de cejas. Por supuesto, no es ajena a la moda: «La tendencia es llevarlas naturales y gruesas», señalan desde el centro de belleza, que te da unas cuantas opciones para hacerte con ellas. «El grosor ya no es un problema, podemos conseguirlo gracias a una buena micropigmentación o con las extensiones de cejas, que colocadas pelo a pelo nos devuelven la falta de expresión». Pero no solo de pelos se vive. El color es otro factor determinante para que tu mirada no pase inadvertida. «Es un gran olvidado, pero nos ayuda a dar vida e intensidad a la mirada, potenciando en las cejas los pelos finos que las rodean y ayudando a cubrir y matizar las canas». La forma es también crucial.

SIN IRREGULARIDADES

«Las cejas deben ser integradas en tu rutina de belleza similares a los del rostro o cabello. Son un punto clave en la mirada y la mayoría de las personas no disfrutan de dos cejas asimétricas. La creación y mejora de cejas es un tratamiento que permite modificar cualquier ceja desde su direccionalidad hasta su espesor. Las cejas irregulares son cosa del pasado», sentencia Loida. ¿Y si tenemos suficiente pelo pero es rebelde? Pues un buen desrizado permanente. «Esta técnica te permitirá olvidarte de las cejas indisciplinadas, pero debe ser administrada en un centro de estética de garantía», advierte.

Mención aparte merecen las llamadas cejas oncológicas, con pérdida de cabello debido a los efectos de la quimioterapia. «Con la repoblación óptica pelo a pelo lograremos que el rostro del paciente mantenga las líneas que dan estructura y equilibrio al óvalo facial», asegura la estilista, que señala que «pestañas y cejas disponen de sistemas de adherencia únicos sin necesidad de aplicar adhesivos irritantes». ¿Quién dijo miedo?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Todas quieren sus cejas