Samanta Villar: «Adoro a mis hijos, pero es una relación tóxica»

Virginia Madrid

YES

Hace unos días hizo unas declaraciones y las redes sociales ardieron: «Tener hijos es perder calidad de vida», «Yo no soy más feliz de lo que era antes». Samanta confiesa hoy en YES su verdad sobre la maternidad y cómo sobrelleva la polémica que la ha aupado como «mala madre».

18 feb 2017 . Actualizado a las 13:06 h.

Le faltan horas en el día para dormir, descansar y hasta disfrutar de un rico plato de comida sin tener que engullirla a toda velocidad. Desde que Samanta Villar (Barcelona, 1975) tuvo a sus mellizos, Violeta y Damiá, hace ya casi un año, vive volcada en sus pequeños. «Son 24 horas al día pendiente de si comen, duermen, lloran y juegan. Las primeras semanas no tenía tiempo ni para coger el teléfono y mucho menos para sentarme al ordenador una hora a responder e-mails. ¡Qué ilusa de mí! No sabía lo que se me venía encima», asegura. Valiente, y sin pelos en la lengua, ha revolucionado el tema de la maternidad con su libro Madre hay más que una (Planeta), donde aborda también el tema de la ovodonación. «Cuando me senté a escribir el libro, tuve un conflicto conmigo misma, porque revelar mi experiencia con la ovodonación era algo muy íntimo y muy bestia. Pero tras hablarlo con mi chico y él estar de acuerdo, decidí tirar adelante. Hoy me siento muy orgullosa, porque al hacerlo público, sé que voy a ayudar a otras mujeres a que lo vivan con naturalidad y sin tabúes». 

-Menuda la que has montado con tus declaraciones sobre la maternidad.

-Pues sí. Pero desde mis reportajes en 21 días, ya estoy más que acostumbrada. En cuanto alguien dice algo en la esfera pública que se sale de lo establecido, se monta. Además, ahora con las redes sociales todo se sobredimensiona.